Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau y Torrent se niegan a recibir al Rey en la recepción oficial del Mobile

Los tres representantes de la Generalitat rechazan acudir a todos los actos a los que asista el monarca

Colau, Puigdemont y Felipe VI, en el MWC del año pasado. Atlas-Quality

Ni el Ayuntamiento de Barcelona, ni el presidente del Parlament, ni la Generalitat participarán hoy en los saludos protocolarios al Rey que preceden a la cena oficial y a la inauguración del Mobile World Congress. Las tres instituciones expresan así su rechazo al papel del Monarca tras las cargas policiales del referéndum ilegal del 1 de octubre. La alcaldesa Ada Colau sí asistirá al resto de actos, mientras que un representante de la Generalitat solo irá a la inauguración.

“Debo ser responsable delante de las miles de personas que sufrieron cargas durísimas y arbitrarias el 1-O. Ante estos hechos tan graves, la figura del Rey debería haberse mantenido neutral y haber llamado al diálogo, pero se posicionó con las tesis más duras y represivas mostrando cero empatía ante esta vulneración de derechos”, argumentó ayer Colau, tras comunicar a la Casa del Rey que no participaría en el saludo protocolario a Felipe VI. La alcaldesa también criticó “el encarcelamiento de los líderes sociales y políticos”.

El protocolo real exige que antes de los eventos donde asiste el Rey las autoridades salgan a recibirle. Es la llamada línea de recepción. El Ayuntamiento aclaró que la alcaldesa no participará en el saludo de esta noche —antes de la cena en el Palau de la Música—, ni en el de mañana —en el Recinto de Fira Barcelona. Colau, sin embargo, sí asistirá a la cena y también irá a la inauguración. “Velaré siempre por el respeto institucional, pero una cosa es el respeto institucional y otra es la pleitesía”, alegó Colau. Es la primera vez que el Rey visita Cataluña tras el 1-O.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, seguirá la misma fórmula que Colau. La segunda autoridad de Cataluña en ausencia del presidente de la Generalitat asistirá a la cena, pero no saldrá a recibir al Rey y saludarle.

Si se sigue el mismo protocolo que en la cena del año pasado, Torrent tendrá que sentarse a la izquierda del Rey al no haber president. Enfrente estará la alcaldesa Colau. Un portavoz de la Cámara catalana explicó que previamente Torrent y Colau comentaron cómo escenificar el malestar por la reacción de la Casa del Rey ante el problema catalán sin afectar su compromiso con uno de los eventos más importantes para la economía catalana y de impacto mundial. “El jefe de Estado no ha dedicado ni una sola palabra a los heridos del 1-O por la actuación de la Guardia Civil y la Policía”, agregó el portavoz.

Orden constitucional

En su discurso del 3 de octubre del año pasado el Rey avaló la respuesta del Gobierno ante el referéndum ilegal al considerar que “es responsabilidad de los legítimos poderes del Estado asegurar el orden constitucional y el normal funcionamiento de las instituciones”. “Esas autoridades [en referencia al Gobierno liderado por Carles Puigdemont] han menospreciado los afectos y los sentimientos de solidaridad que han unido y unirán al conjunto de los españoles; y con su conducta irresponsable incluso pueden poner en riesgo la estabilidad económica y social de Cataluña y de toda España”, dijo el jefe del Estado.

La polémica sobre la representación institucional en la feria de los móviles comenzó el pasado martes, cuando el secretario de Telecomunicaciones de la Generalitat, Jordi Puigneró, anunció a través de Twitter que no participaría en ninguno de los actos protocolarios del Mobile. “El Rey ha perdido la legitimidad que esperábamos después de su discurso del a por ellos del 3 de octubre”, aseguró Puigneró.

Siguieron sus pasos otros dos altos cargos del Departamento de Empresa: el secretario general, Pau Villòria, y el secretario de Empresa, Joan Aregio. Ambos declinaron ir a la cena a través de una carta. En la misiva, aseguran que en Cataluña hay “una situación de anomalía y excepcionalidad”. Villòria, sin embargo, sí acudirá a la inauguración en Fira Barcelona.

La decisión de los máximos representantes institucionales catalanes de no participar en el saludo oficial al Rey levantó una polvareda de críticas. Desde el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital recordaron que “Barcelona se juega mucho estos días y consideran que todos los ojos estarán puestos desde hoy en el Mobile de cuyo éxito dependerá la permanencia en Barcelona de la mayor feria de tecnología móvil del mundo, algo en lo que debemos estar todos unidos”.

Ciudadanos, PSC y PP afearon ayer la decisión de Colau. “El Congreso de los móviles es un esfuerzo colectivo. Es un error politizarlo”, lamentó Jaume Collboni, el líder de los socialistas en el Consistorio. La presidenta del grupo de Ciudadanos en Barcelona, Carina Mejías, cree que Colau actúa “al dictado de los independentistas”. Alberto Fernández Díaz (PP) ve la decisión de la alcaldesa “kamikaze” con los intereses de la ciudad.

Más información