Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia ordena el ingreso en prisión de Millet y Montull por el ‘caso Palau’

Los jueces creen que el expresidente del Palau "no tiene arraigo en el país" y que podría fugarse al extranjero, donde viven sus hijas

Montull (con gorro) y Millet (en silla de ruedas) al llegar a la Audiencia de Barcelona.

La Audiencia de Barcelona ha ordenado que los saqueadores confesos del Palau de la MúsicaFèlix Millet y Jordi Montull, ingresen en prisión provisional sin fianza a la espera de que haya sentencia firme. La Fiscalía Anticorrupción había solicitado esa medida por riesgo de fuga. Los jueces le han dado la razón y también lo han hecho respecto a las medidas cautelares solicitadas para otros dos condenados por el caso Palau:  la ex administradora financiera del Palau, Gemma Montull, y el extesorero de Convergència Daniel Osácar. Para ambos ha decretado la retirada del pasaporte, la prohibición de salida de España, así como comparecencias periódicas ante el juzgado.

En el auto de prisión dictado este mediodía, los magistrados acceden a la petición de la fiscalía y consideran que la prisión provisional para Millet y Montull cumple "todos los requisitos de legalidad y proporcionalidad" previstos. "Atendiendo a la suma de las penas impuestas" (9 años y 8 meses para Millet y 7 años y medio para Montull), el tribunal concluye que otorgarles la libertad "propiciaría y vendría acompañada de una alta probabilidad de riesgo de fuga". Pese a que Millet y Montull han comparecido en todas las diligencias judiciales hasta ahora, subraya el auto, "no puede descartarse la posibilidad de que opte por ponerse fuera del alcance de la justicia".

En el caso específico de Millet, el tribunal concluye que "no tiene suficiente arraigo en nuestro país". Tal como ha expuesto la defensa, el saqueador confeso "tiene un hijo que presenta una minusvalía psíquica", pero "no parece que dependa" de los cuidados de Millet para salir adelante. Las otras dos hijas de Millet "viven en la actualidad en el extranjero", una situación que, "llegado el caso, podría facilitar la huida" del expresidente del Palau. El auto también alude a sus recursos económicos y recuerda que "parte del patrimonio embargado" a Millet "fue localizado en el extranjero". "No podemos descartar", agregan los jueces, "que disponga de otros bienes o dinero en el extranjero que no hayan podido ser localizados y que facilitarían su huida".

La Audiencia de Barcelona condenó hace unas semanas a elevadas penas de prisión a los saqueadores confesos del Palau: 9 años y 8 meses para Millet y 7 años y medio para Montull, que fue su mano derecha al frente de la institución musical. La fiscalía ha basado su petición de ingreso en prisión en el hecho de que todavía existe el riesgo de que se den a la fuga, ya que ambos disponen de suficientes medios económicos para escapar.

"Ni la edad ni la merma física", ha argumentado la fiscal Marta Marquina, impiden que Millet y Montull puedan entrar en la cárcel. Marquina ha recordado que en las prisiones catalanas cumplen condena "74 hombres mayores de 70 años y 14 hombres mayores de 80 años". La fiscal ha recordado que uno de los acusados por el asesinato de Carme Permanyer, de 78 años, ingresó en prisión provisional antes incluso de que hubiera condena.

Durante la fase de instrucción, que comenzó en 2009, Millet y Montull no pasaron ni un solo día entre rejas por el expolio del Palau, cifrado finalmente en 23 millones de euros. Sobre ambos pesan ya medidas personales, como la retirada del pasaporte. Las acusaciones se han sumado a la petición de la fiscalía, con una excepción: la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), que ejerce la acusación popular, cree que no hay motivos para dictar la prisión porque las medidas fijadas hasta ahora "se han mostrado eficaces". El abogado de la FAVB, Àlex Solà, ha afirmado que la fiscalía solicita prisión por la "alarma social" que provoca el 'caso Palau', una posibilidad que "ya fue derogada".

El abogado de Millet, Abraham Castro, se ha opuesto con vehemencia a su ingreso en prisión, porque tiene "arraigo familiar", ha pasado los últimos nueve años "prácticamente sin salir de casa" y sufre "graves problemas de movilidad". "Como no le ponga un turbo a la silla de ruedas, no sé dónde va a poder fugarse", ha ironizado el letrado.

La sentencia del 'caso Palau' no es firme. Todas las partes la han recurrido ante el Tribunal Supremo. La fiscalía, sin embargo, ha pedido que se cumplan medidas personales hasta que haya sentencia firme. Esas medidas son menos gravosas para Osácar (condenado a 4 años y cinco meses de cárcel) y Gemma Montull (4 años y medio). La Audiencia de Barcelona dio por probado que el extesorero participó en un entramado de pago de comisiones que permitió a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) financiarse de forma ilegal. El partido recibió 6,6 millones de euros en comisiones de Ferrovial a cambio de la adjudicación de obra pública.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información