Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
gastronomía

Cena y uvas fuera de casa

Madrid ofrece un sinfín de planes para despedir el año en la mesa, desde un famoso cocido a una lubina en un tablao

Restaurante Xanveri.
Restaurante Xanveri. EL PAÍS

Desde hace algunos años la Nochevieja ha dejado de ser exclusivamente una cita familiar y se ha convertido en una oportunidad de disfrutar de una cena fuera de casa. Las opciones son variadas: desde una propuesta ideada por un cocinero con estrella Michelin hasta despedir el año con uno de los mejores cocidos de Madrid.

La última noche del año no se caracteriza por ser una velada barata, hay opciones de pasarla fuera de casa sin dejarse un dineral. La propuesta de La Bola (Bola, 5) no varía: en Nochevieja ofrece su tradicional cocido madrileño completo (70 euros) acompañado de unos buñuelos de manzana con helado, cava, turrón y uvas. Los que no quieran garbanzos, pueden optar por un menú alternativo (100 euros) que tiene mero o solomillo como plato principal.

Los que quieran empezar 2018 en clave detox así como los vegetarianos tienen la opción de cenar el 31 en Superchulo (Manuela Malasaña, 11) y disfrutar de un menú sin carne ni pescado y con opciones veganas (90 euros, con barra libre) con chips de kale, crema de puerros con pesto de anacardos o milhojas de berenjena a la miel con queso de cabra. Por su parte, el Grupo La Reina —responsables de Museo Chicote (Gran Vía, 12), Mercado de la Reina (Gran Vía, 12) y Diurno (San Marcos, 37)— ofrece una cena ideada por los tres chefs de sus respectivos locales: Moisés Fernández, Luis Miguel Moreno y Álvaro Carpio. El menú es el mismo en los tres espacios (99 euros) y aseguran que la fiesta empezará antes de las doce campanadas.

La propuesta del hotel Urso (Mejía Lequerica, 8; 195 euros) tiene como protagonistas a la pularda y a la merluza además de los vinos con los que maridan toda la velada. El nuevo espacio de César Anca en Madrid, Xanverí (Zurbarán, 18) combina la última noche de 2017 sus platos mediterráneos con su origen madrileño. Así, por la mesa desfilarán ostras en tempura con yuzu, ravioli de gamba roja, lubina a la parrilla o romsteak de wagyu. Después, un cotillón (160 euros con la cena incluida) de tres horas de barra libre.

El chef Aurelio Morales acaba de conseguir una estrella Michelin con Cebo, en la planta baja del Urban (Carrera de San Jerónimo, 34). Además de estar al frente de los fogones de este restaurante, Morales es el cocinero ejecutivo del hotel y ha ideado un menú, con el nombre de Muérdago, para celebrar la Nochevieja: “La propuesta es del Urban, no de Cebo”, apuntan desde el hotel. La celebración arranca con un aperitivo y cuatro entrantes (zamburiña escabechada, cremoso de foie, cococha con caviar y jamón ibérico) y continúa con caldo de pularda, besugo y cabrito. Las uvas están incluidas (cena 209 euros) y la fiesta también pues dan la opción de quedarse al cotillón (410 euros) y a los churros.

Menús con estrella

Otra cena con estrella es la que ofrece el cocinero Javier Aranda tanto en La Cabra ( Francisco de Rojas, 2) como en Gaytan (Príncipe de Vergara, 205). Ambos locales lucen una estrella y el menú es el mismo (270 euros sin bebidas; 345, con bebida): una selección de originales aperitivos (como coca de gamba o mochi de queso ahumado) seguido de caviar, lasaña de wantón de setas y trufa, salmonete o cordero lechal.

Un viaje a los años veinte es lo que propone el Ritz (Plaza de la Lealtad, 5), que anima a sus invitados a vestirse acorde con la época, “estilo El gran Gatsby”. La cena (850 euros con cotillón; la más cara de la ciudad) la firma el chef ejecutivo Jorge González y está maridada con una cuidada selección de vinos y champanes. Sin dejar el lujo de lado, el cocinero Óscar Velasco ofrece una de las cenas con más solera de la capital: el menú del recién remodelado Santceloni (en el hotel Hesperia; paseo de la Castellana, 57). Como es tradición, no se sabe nada de los platos (desde 380 euros). Tras la comida, barra libre en el bar del hotel La Manzana

Como no podía ser de otra manera, en El corral de la Morería (Morería, 17) apuestan por el flamenco para recibir 2018. A los fogones, David García, que va a preparar bogavante, lubina o cordero. En el tablao, Blanca del Rey, coreógrafa y responsable del programa del tablao más famoso de Madrid. Tras las uvas, barra libre y cotillón (desde 295 euros).

 

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram