Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS LUGARES DE... JAMES COSTOS

Las preferencias de un exembajador

James Costos compra muebles en el Rastro, se pierde por el Museo Naval y se relaja en el bar del Ritz

El exembajador de Estados Unidos, James Costos, en la sala del patronato del Museo Naval.
El exembajador de Estados Unidos, James Costos, en la sala del patronato del Museo Naval.

1. El Rastro. Es un enclave madrileño con una combinación muy especial. Es internacional y tiene muchos pequeños negocios. Es un ecosistema próspero, crea comunidad, puestos de trabajo. Me gusta la mezcla porque como el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama y su Administración, de la que formé parte, somos más fuertes, mejores y más interesantes si somos diversos. Y la inmigración es clave en ello. Sé que los españoles, su Gobierno y la Unión Europea comparten esos valores.

2. Tailak. Me encanta explorar con Michael [su marido] todas las tiendas de decoración de la zona del Rastro. Casa Josephine, Portici y también Tailak, donde venden alfombras y telas turcas. Allí me compré varias almohadas de colores. El dueño es un hombre encantador. Siempre que he ido me ha invitado a tomar té con él, pero siempre he estado muy ocupado como para sentarme con él y disfrutar. (Plaza del General Vara de Rey, 11).

3. Museo Naval. Es un lugar simbólico de la próspera e histórica relación naval entre Estados Unidos y España, basada en la ayuda que prestó el rey Carlos III a George Washington para ganar la Guerra de la Independencia. Hoy la relación entre ambos países se mantiene con la base naval de Rota, donde residen 5.000 miembros de la marina estadounidense con sus familias, mano a mano con sus colegas españoles. En el museo puede visitarse una habitación que reproduce el camarote de un capitán. Merece la pena visitarlo. (Paseo del Prado, 5).

4. El Ritz Bar. A veces me escapaba a tomar un martini en privado con varios amigos cuando era embajador. Cada Navidad, además, organizaba una fiesta para el personal de la embajada allí. Tengo varios sitios favoritos para comer y beber, como el Bar Galleta, Cock y Café Murillo, donde llevé a [la exprimera dama] Michelle Obama. (Plaza de la Lealtad, 5).

5. Manuel Calvo de Mora. Es un sastre al modo clásico y tradicional que me gusta mucho, representa una sastrería puramente española. También destacaría a otro sastre, García Madrid, más moderno y rompedor. (Ayala, 10).

6. Palacio de la Bolsa. Un emblema del poder económico de España en Europa, ahora simbólico pero un lugar impresionante que visitar. Trate de conseguir un pase a la biblioteca. (Plaza de la Lealtad, 1).

7. Fundación Carmen Pardo. Hace un gran trabajo defendiendo los derechos de las personas con discapacidad intelectual. Los prepara para formar parte de la sociedad. Cuando era embajador, nuestro jefe ejecutivo, Byron Hogan, trabajó con varios de los beneficiarios en nuestro huerto orgánico y en la cocina, y participaron en una masterclass con Martha Stewart, cuando estuvo de visita. Su tienda de regalos tiene detalles únicos hechos a mano, como objetos de papelería, juegos y dulces. (Monasterio de las Huelgas, 15).

8. Museo Sorolla. A un paso de la embajada de Estados Unidos. Además de la colección permanente, que es excepcional y cubre la relación cultural entre el pintor y mi país, siempre hay alguna exposición temporal. El jardín es un pequeño oasis en el centro de la ciudad. (Paseo del General Martínez Campos, 37).

9. Palacio Real. Uno de los palacios más grandes de Europa. Tiene un relevo solemne de guardia que merece la pena ver. Empieza a las 12 de la mañana el primer miércoles de cada mes. Tuve el gran privilegio de ver una de esas ceremonias desde el balcón de la habitación del trono. (Calle de Bailén s/n).

10. Naves del Matadero. Es un espacio cultural lleno de vida, con exposiciones, teatro y un restaurante que me recuerda mucho al estilo del Meatpacking District de Nueva York, en el Greenwich Village. (Paseo de la Chopera, 14).

Enamorado de la capital

James Costos, licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de Massachusetts, ejerció durante tres años de embajador de Estados Unidos en España y Andorra con la Administración Obama, hasta enero de 2017. Aunque ya no reside en el país, pasa largas temporadas entre la capital y Mallorca.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información