Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un fallo del Constitucional retrasará las adopciones que están en trámite en Galicia

El alto tribunal tumba 18 artículos de la ley gallega de derecho civil aprobada hace 11 años

El conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, a la derecha, durante una visita al Punto de Atención á Infancia de Boimorto.
El conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, a la derecha, durante una visita al Punto de Atención á Infancia de Boimorto.

Galicia no puede legislar en materia de adopciones. El Tribunal Constitucional ha tumbado todos los artículos relativos a la adopción y autotutela de la Ley de Derecho Civil de Galicia aprobada en 2006 e impulsada por el gobierno bipartito (PSOE-BNG) tras el recurso de inconstitucionalidad promovido por el Gobierno central. La sentencia señala que la declaración de inconstitucionalidad no afectará a las adopciones que sean firmes en el momento de la publicación del fallo judicial, pero para el resto supondrá un año de demora en la tramitación.

El fallo, del que ha sido ponente Alfredo Montoya Melgar, cuenta con dos votos particulares, de Juan Antonio Xiol y otro del magistrado gallego Cándido-Pumpido, al que se adhirieron Fernando Valdés Dal-Ré y María Luisa Balaguer.

En la argumentación de su voto Cándido-Pumpido advierte que el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno "no debió ser estimado íntegramente, sino en parte", declarando nulos "únicamente los preceptos que contienen normas procesales". Sostiene que el legislador trasladó y desarrolló actuaciones ya arraigadas en la sociedad gallega, como el prohijamiento, y alerta de que se puede “generar la impresión de que este tribunal (TC) aplica distintas varas de medir cuando examina las conexiones de las legislaciones autonómicas en materia civil con las instituciones consuetudinarias de los territorios con el derecho civil foral o especial", ya que hubo precedentes en la legislación aragonesa y catalana que colisionarían con esta sentencia, informa Europa Press.

A partir de la publicación de este fallo judicial las adopciones que están en curso y no son firmes tendrán que adecuarse “a los dictados de las normas civiles del derecho común y las procesales de carácter estatal". Los procesos suelen durar al menos un año para poder obtener la consideración de aptos y la asignación definitiva, en función del país de la adopción, se puede prolongar durante años.

El alto tribunal tumba el título segundo de la ley, sobre adopciones, y el título tercero, sobre autotutela. En total, 18 artículos de los 308 que recoge la normativa de derecho civil gallego. La Dirección Xeral de Familia, Infancia e Dinamización Demográfica, dependiente de la Consellería de Política Social, expresa su respeto por la sentencia aunque no se pronunciará sobre la misma hasta conocer con detalle sus consecuencias.