Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Hospital Provincial de Castellón doblará las pruebas para la detección precoz del cáncer

El centro recibe su nuevo Pet-Tac, que realizará 1.500 exploraciones al año y evitará el desplazamiento de pacientes a Valencia

Llegada del Pet-tac al Hospital Provincial de Castellón.
Llegada del Pet-tac al Hospital Provincial de Castellón.

El Hospital Provincial de Castellón duplicará, con un total de 1.500 anuales, el número de pruebas para el diagnóstico precoz y tratamiento del cáncer con la incorporación del nuevo equipo Pet-Tac. Sustituirá a la unidad móvil en alquiler desplazada dos veces por semana al centro para realizar las exploraciones oncológicas, que ha registrado múltiples averías en los últimos ejercicios y que tiene un coste de medio millón euros al año.

El nuevo equipo absorberá la atención a los pacientes de todos los hospitales provinciales que hasta la fecha tenían que desplazarse hasta Valencia para someterse a este tipo de pruebas. Pruebas que, además, se reducen en el tiempo —de los 25 minutos actuales a 15— y arrojan una mayor precisión en la imagen.

Se trata de un Pet-Tac de última generación, con un coste de 1,3 millones de euros y financiado por la Consejería de Sanidad y Salud Pública. Comenzará a instalarse cuando lo autorice el Consejo de Seguridad Nuclear, han informado desde el centro. El nuevo equipo se ubicará en la zona de ampliación del área oncológica del Hospital Provincial, donde también se instalará próximamente la gammacámara adquirida por el centro hospitalario.

Desde 2012, el Hospital Provincial alquila un Pet-Tac móvil que se desplaza a las instalaciones sanitarias dos días a la semana, con lo que sólo puede dar servicio a los pacientes del centro. Los otros dos hospitales de la provincia, el Comarcal de Vinarós y La Plana de Vila-real, tienen que derivar a Valencia a sus pacientes para que se les realice la exploración.

Cada año se realizan cerca de 750 exploraciones con esta unidad móvil, según los datos facilitados por los responsables del Servicio de Medicina Nuclear, que estiman que las pruebas se duplicarán, ya que a pleno rendimiento el equipo atenderá a unos 1.500 pacientes al año.

Cada una de estas exploraciones tiene un coste de 800 euros, lo que supone para el Hospital Provincial un gasto superior a 500.000 euros al año. En este sentido, sus responsables insisten en que la adquisición del equipo supondrá “un importante ahorro para el hospital y un beneficio para todas las personas de la provincia que precisen realizarse la prueba”.

La compra el Pet-Tac frenará las constantes averías sufridas por el equipo móvil debido a los múltiples desplazamientos.

Los especialistas del Servicio de Medicina Nuclear —el único de la provincia— destacan que este nuevo Pet-Tac va a ofrecer una imagen de mayor calidad y va a reducir el tiempo de realización de la prueba de unos 25 a 15 minutos, lo que supone un mayor confort para el paciente.

El Pet-Tac es un equipo que combina dos técnicas de imagen. Por un lado el Tac, una prueba radiológica para valorar la zona donde se encuentra la lesión y su tamaño, y por otro el Pet, exploración enmarcada en la medicina nuclear que ofrece la imagen metabólica y permite detectar la actividad de la lesión. La combinación de las dos pruebas de manera simultánea es muy útil para el diagnóstico y tratamiento del cáncer, ya que permite observar el tamaño y metabolismo de un tumor.

Es una prueba muy sensible para localizar metástasis y permite, además, evaluar la respuesta del paciente a la quimioterapia y radioterapia, lo que ayuda a elegir el tratamiento más adecuado para cada caso.

El equipo también se dedicará al diagnóstico de enfermedades neurológicas degenerativas como el alzhéimer o demencias.

El pasado 4 de diciembre el Hospital Provincial de Castellón inició los tratamientos con el nuevo acelerador lineal, el tercero para el centro. Un equipo que ha supuesto una inversión de 3,1 millones de euros y que ha sido diseñado para mejorar la atención al paciente y tratar un espectro más amplio de tumores. El nuevo Pet-Tac, la inminente gammacámara y el tercer acelerador lineal ya operativo sitúan al centro castellonense, según palabras de la consejera Carmen Montón en una visita reciente a Castellón, “a primer nivel en la Comunidad Valenciana y España” en prevención y tratamiento oncológico.