Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Domènech reivindica un modelo de financiación mixto para Cataluña

El candidato de los comunes reitera que no investirán a Puigdemont ni a Arrimadas

Xavier Domenech, este lunes, en el mitin de La Farga de L'Hospitalet.
Xavier Domenech, este lunes, en el mitin de La Farga de L'Hospitalet. EFE

Xavier Domènech, candidato de Catalunya en Comú-Podem, ha reivindicado este mediodía un sistema de financiación mixto para Cataluña que vaya a medio camino entre el concierto vasco y el modelo de régimen común de la LOFCA. El cabeza de lista, que reclama una hacienda propia para Cataluña, considera que es urgente renovar el sistema no solo ya por ser "insostenible" para Cataluña sino por serlo para otras comunidades del resto de España, como Valencia o Baleares.

En una conferencia en el Círculo de Economía, en la que ha subrayado en tono amable el papel de vanguardia de la institución, Domènech ha señalado que quieren que el nuevo modelo de financiación incorpore conceptos clave como la ordinalidad (no descender en el ranking de riqueza después de hacer una aportación a la caja común) y el de la solidaridad interterritorial. "El sistema debe de ser mixto. Y el debate debe de hacerse ya", ha señalado, recordando que el nuevo modelo debería haberse actualizado en 2014 y que, hasta ahora, solo se ha avanzado en una comisión que ha concluido sin acuerdos. "Entre otras cosas porque Cataluña no estaba", ha sintetizado.

El exdiputado en el Congreso ha sostenido que la crisis soberanista sobre el encaje de Cataluña en España ha acabado generando una crisis en el sistema autonómico en el conjunto de España. Modelo territorial claramente agotado en el conjunto de España. "El modelo autonómico está agotado. La tentación es que la propuesta sea solo el orden. Pero esto no es una solución", ha reiterado. Paralelamente, ha expuesto su propuesta prioritaria de fraguar un gran consenso político, social y económico que module el sistema de producción y que acabe con la desigualdad cada vez mayor con indiferencia de que mejoren los índices económicos.

Durante el coloquio, conducido por Juan José Brugera, presidente de la institución, una de las asistentes ha planteado a Domènech cómo se sentiría "menos incómodo": si invistiendo a Carles Puigdemont, a Inés Arrimadas o convocándose nuevas elecciones. Tras bromear señalando que se se sentiría mejor invistiéndose a sí mismo, el líder de los comunes ha reiterado que no van a investir bajo ningún caso a quienes propugnen la vía unilateral o a la líder de Ciudadanos. "Queremos nuevas mayorías sociales en este país", ha señalado en alusión a su objetivo de romper la política de bloques y abrir una nueva etapa en Cataluña. Por la tarde, en un mitin en Cornellà, Domènech ha reiterado que son la garantía de que no gobierne "la derecha", independentista o no, y ha acusado a Inés Arrimadas de querer "comprar" a los comunes porque el apoyo del PSC ya lo tienen "gratis".