Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz rechaza el modelo de financiación vasco para España

La presidenta andaluza vuelve a responsabilizar a Rajoy de incumplir el compromiso de acordar un nuevo modelo y de enfrentar a los territorios con fines electorales

Susana Díaz, seguida del expresidente andaluz Rafael Escuredo, en un acto organizado este lunes por la Cadena SER.
Susana Díaz, seguida del expresidente andaluz Rafael Escuredo, en un acto organizado este lunes por la Cadena SER.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha rechazado de plano la propuesta de implantar el modelo financiero vasco como sistema para España. Según la dirigente socialista, “romper la caja única es quebrar al país”. La presidenta andaluza ha sido contundente al considerar que un modelo que suponga que cada comunidad recauda y cede al Estado una parte es “poner en peligro la igualdad” y ha advertido que, “llegado el momento", pondrá a Andalucía por delante y, "a quien no lo entienda, lo van a arrollar”.

Díaz ha advertido claramente contra los nacionalismos “insolidarios cuyo objetivo es debilitar al Estado y ha avisado de que Andalucía “garantizará la igualdad” entre territorios, para lo que ha llamado a las fuerzas de izquierdas a sumarse.

Durante un acto organizado por la Cadena SER con motivo del 40 aniversario del 4-D, cuando más de un millón de andaluces se echaron a la calle para reclamar autonomía plena para todo el país y no solo para Cataluña y País Vasco, Díaz ha defendido la necesidad urgente de acordar un sistema de financiación que garantice la igualdad para todos los españoles.

En este sentido, ha exculpado al lehendakari vasco, Íñigo Urkullu (PNV), por reclamar lo máximo para su comunidad y ha vuelto a responsabilizar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de retrasar con fines electorales el pacto sobre el modelo de financiación autonómica. Díaz ha dicho se ratifica en esta sospecha que, según defiende, le permitirá a Rajoy reducir el déficit del Estado a costa de asfixiar a comunidades y ayuntamientos para llegar a la próxima campaña electoral con “regalitos fiscales”.

La presidenta andaluza ha afirmad que ella defiendeiun Estado federal con una caja única para sistemas tan fundamentales como el de la Seguridad Social. Cualquier medida que rompa este modelo, según ha dicho, es poner en riesgo la igualdad de derechos y causar enfrentamientos entre territorios, algo que ha considerado una “irresponsabilidad” de la que ha culpado exclusivamente a Rajoy y a la “subasta” de fondos a cambio de respaldo en el Congreso, en alusión a la negociación de los Presupuestos del Estado con el PNV para salvar la minoría del PP.

También ha afirmado desconocer la propuesta del máximo dirigente del PSC en Cataluña, Miquel Iceta, de crear un consorcio entre cada comunidad y el Estado para recaudar los impuestos (“No he hablado con Iceta”, ha afirmado), pero ha insistido en que no es su modelo. En este sentido, la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, ya ha señalado el rechazo andaluz a este modelo. “No lo compartimos porque parece indicar que los territorios son los que recaudan o contribuyen en vez de que sean los ciudadanos los que aportan los recursos”.

Díaz ha advertido también contra las tensiones en sentido contrario, en especial cuando se conmemoran los 40 años de las movilizaciones que permitieron a Andalucía contar con una autonomía plena. La presidenta ha acusado al PP de querer recentralizar el Estado y ha puesto como ejemplo las condiciones del Fondo de Liquidez Autonónmico, los fondos que cede el Gobierno central para hacer frente a los gastos. Según ha dicho, la letra pequeña de estos traspasos “condicionan el autogobierno” y ha lamentado que la actitud del PP ha convertido al Tribunal Constitucional en el órgano de apelación autonómico porque el Senado no funciona.

“Tendremos que volver a alzar la voz. Estamos para garantizar el futuro y algunos quieren callarnos para defender sus privilegios”, ha advertido la presidenta andaluza.