Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro años sin radiotelevisión pública valenciana

El nuevo canal autonómico À punt está en pruebas y debería empezar las emisiones en el primer trimestre de 2018

El centro de Burjassot, sede de la antigua RTVV y sede de la nueva À punt.
El centro de Burjassot, sede de la antigua RTVV y sede de la nueva À punt.

A las 12.19 minutos del viernes 29 de noviembre de 2013, la televisión pública valenciana fue clausurada por orden judicial tras 24 años de emisiones. El Gobierno valenciano, presidido por el PP, dio la puntilla a un canal autonómico lastrado por la deuda en una acción sin precedentes en España. Fue traumático. Cuatro años después del cierre, y tras un cambio de gobierno en la Generalitat, el nuevo canal À punt -nuevo conglomerado de medios de comunicación públicos- emite ya en pruebas y anuncia una programación al completo en los primeros tres meses de 2018.

Una orden judicial puso fin hace cuatro años a doce agónicas horas de retransmisión que un grupo de trabajadores de RTVV mantuvo ininterrumpidamente antes de que la pantalla enmudeciera. Ha llovido mucho desde entonces: unos 1.500 empleados fueron despedidos con un ERE que el Tribunal Supremo avaló hace poco; y el actual Gobierno del Botànic ha impulsado a pesar de los retrasos y las restricciones presupuestarias la creación del Consell Valencià de Mitjans de Comunicació (CVMC), propietario de la nueva radiotelevisión À punt.

El Consell, que integran PSPV y Compromís, con apoyo parlamentario de Podem, se opusieron al cierre de RTVV pero no han podido cumplir su promesa electoral de reabrir el canal nada más llegar a la Generalitat. La compleja liquidación de la anterior RTVV, los recursos judiciales de los extrabajadores por el despido colectivo, y la ley de creación del nuevo ente, que en nada se parece al anterior, se han impuesto a las prisas por la reapertura.

Bajo la dirección de la periodista valenciana Empar Marco, À punt ha empezado las emisiones en pruebas hace solo unos días. Se han licitado los contenidos, iniciado las obras de adecuación de la nueva redacción en el centro de Burjassot y están en proceso las bolsas de trabajo de las que saldrá la primera plantilla de la nueva radiotelevisión.

En septiembre pasado, Marco anunció que la radio valenciana arrancará en diciembre, sin informativos aún, pero con un magacín cultural que presentará la periodista Jèssica Crespo, la primera voz de À Punt. Para la televisión habrá que esperar algo más y se baraja el primer trimestre de 2018.

Nubarrones judiciales

La otra cara de la moneda son los nubarrones judiciales que penden sobre el nuevo canal autonómico. Pere Valenciano, una de las personas que presentó su candidatura a la dirección del canal -selección donde salió elegida Empar Marco- ha recurrido el proceso ante los tribunales, y la organización profesional Unió de Periodistes Valencians ha anunciado un recurso contencioso-administrativo porque consideran que las bolsas de trabajo dan excesiva ventaja a los extrabajadores de RTVV frente al resto de profesionales a la hora de acceder a un empleo en el nuevo canal. La petición que acompañará al recurso, donde se pedirá la suspensión cautelar de las bolsas de trabajo hasta que se dirima si el baremo es adecuado, amenaza el calendario que baraja la dirección. 

El presidente del CVMC, Enrique Soriano, con la directora de À Punt, Empar Marco, en la presentación del logo del canal. ampliar foto
El presidente del CVMC, Enrique Soriano, con la directora de À Punt, Empar Marco, en la presentación del logo del canal.

Este miércoles, 29 de noviembre, se recordará el cuarto aniversario del cierre con varias iniciativas. El comité de empresa de la antigua RTVV ha convocado a mediodía una concentración en la plaza de Manises, ante el Palau de la Generalitat.

Acció Cultural del País Valencià (ACPV), entidad que mantuvo durante años los repetidores que hacían posible ver TV3 en el territorio valenciano, y las universidades públicas valencianas realizarán a las siete de la tarde un acto en La Nau en el que reclamarán "el inicio urgente de la nueva radio y televisión valencianas", así como la recuperación de las emisiones de TV3 y Catalunya Ràdio. Estas instituciones pretenden reivindicar que las dos lenguas oficiales de la Comunidad Valenciana "estén presentes en los medios de comunicación de masas públicos porque sin una radio y una televisión valencianas no hay información de proximidad".

Más información