Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont dice que los catalanes deberían votar si quieren seguir en la UE

El expresidente huido a Bruselas afirma que no esperaban reconocimiento internacional inmediato

puigdemont
El expresidente del Gobierno regional de Cataluña Carles Puigdemont (a la derecha) con el senador Pol van den Driessche, este sábado en Brujas. EFE

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, opina que los catalanes deberían votar si quieren seguir perteneciendo a la Unión Europea, tras apuntar que "quizás no hay mucha gente que quiera formar parte" de una UE "insensible al atropello de los derechos humanos y democráticos de una parte del territorio".

Puigdemont, huido a Bruselas y sobre el que pesa una orden internacional de detención, ha hecho estas declaraciones en una entrevista para el canal público israelí Canal 1 Khan, publicada este domingo en La Vanguardia. En ella, el cabeza de la lista de Junts per Catalunya se muestra muy crítico con la UE, a la que califica de "club de países decadentes y obsolescentes", y se plantea una consulta en Cataluña sobre su continuidad en la institución europea.

En este sentido, al ser preguntado sobre si no descarta un Cataexit, Puigdemont responde: "Los que no lo descartan son los españoles y los europeos, porque no paran de decir que quedaremos fuera de la UE, pero quienes han de tomar esta decisión son los ciudadanos de Cataluña, como la deberían tomar libremente los otros ciudadanos de Europa".

"¿Ustedes quieren pertenecer o no a esta Unión Europea? ¿Y en qué condiciones?", se pregunta retóricamente Puigdemont, que advierte: "Veremos qué dice el pueblo de Cataluña". Pese a todo,  Puigdemont se declara partidario de la UE y del euro, y asegura que trabajará "para cambiarla".

En la entrevista, el expresidente catalán también habló de supuesta amenaza del Gobierno español de reaccionar con violencia a la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), y que el presidente del Gobierno ha negado tajantemente. "Nos consta la voluntad del Estado de usar la violencia para evitar la independencia", y también que hubo planes para ocupar con la fuerza policial las instituciones catalanas.

Según Puigdemont, el calendario del procés que se planteó siempre fue muy largo, incluidos los apoyos: "No esperábamos ningún reconocimiento internacional en horas, días, semanas o meses inmediatos" a la declaración de independencia, y cree que la actual falta de apoyos no prejuzga nada.

En cuanto a la fuga de empresas, defiende "desdramatizar" "el diseño de una estrategia política de miedo económico", y avisa de que las consecuencias ecónomicas pueden afectar a toda España y Europa.

Puigdemont también se refiere a su situación judicial planteando lo que define como paradoja: "Si gano las elecciones y soy investido presidente, lo que me habría llevado a ganar las elecciones es lo que me puede llevar a prisión".

Carles Campuzano, protavoz del Partit Demòcrata (PdeCat) en el Congreso de los Diputados,ha aclarado a EL PAÍS que la celebración de un reféréndum para decidir sobre la pertenencia de Cataluña a la UE, a semejanza del Brexit,  "no se ha debatido" en los órganos de dirección de la formación y "en absoluto" forma parte de sus planes.

Campuzano asegura que las palabras de Puigdemont, que pertenece a su mismo partido y encabeza la lista con la que se presenta a las elecciones autonómicas del 21 de diciembre (Junts Per Catalunya), hay que ponerlas en el contexto del desencanto por la reacción de las instituciones europeas ante la aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del Gobierno español.

"Pero aún siendo críticos con la respuesta de la Unión Europea, el compromiso del soberanismo con el proyecto europeo se mantiene. No hay futuro sin Europa", concluye, desmarcándose de otros grupos independentistas como la CUP, que rechazan la pertencia a la UE.

Más información