Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Black Friday, un viernes para olvidar la situación política en Cataluña

Los comerciantes confían en un buen inicio de la campaña de Navidad tras el desplome de las ventas en octubre

El consumo quiere estabilidad. Después de un octubre en qué las ventas bajaron significativamente, por la coyuntura política en buena parte, pero también por la climatología, marcada por temperaturas muy altas para la época, los primeros indicadores de noviembre apuntan a una normalización. Los consumidores han vuelto a las tiendas, y todavía gastaran más con el Black Friday, la campaña de promociones y descuentos que da la bienvenida a las compras de Navidad el 24 de noviembre, y que en algunas tiendas ya han empezado.

black friday
Clientes en una tienda de moda.

El presidente del lobby de comercio de proximidad Retail.cat, Joan Carles Calbet, señala que “el consumo se está recuperando y todo indica que noviembre volverá a ser un mes normal en ventas”. Esta entidad trabaja con un indicador mensual de consumo, Comertia, que señala un repunte de siete puntos durante la primera quincena del mes, que acerca las ventas del pequeño comercio a las cifras habituales. “Sin duda el Black Friday irá bien, se ha convertido en una campaña normalizada, todo el mundo ya lo conoce y lo espera”. Eso sí, cada comercio lo aplica a su manera. Algunos ofrecerán descuentos en productos concretos y otros los aplicarán a toda su oferta, a la vez que hay comercios que los limitarán al viernes y el sábado y otros ya han empezado.

Gabriel Jené, presidente de Barcelona Oberta, que une los ejes comerciales turísticos de Barcelona, tiene la misma opinión. Noviembre ya ha empezado mejor y lo atribuye a “la aplicación del artículo 155 y la convocatoria de elecciones, que ha tranquilizado a la gente”, además de a la llegada del frío. “La campaña del Black Friday será muy positiva”, mantiene, e incluso prevé que sea mejor que la del año pasado, porque es una cita comercial muy nueva “pero que se ha instaurado rápidamente”. “Esperamos volver a crecer, la situación económica no es mala”, añade.

“En algún momento tiene que comenzarse a mover la actividad económica. Cualquier idea es buena y seguro que el Black Friday ayudará a reactivar el consumo en vistas a Navidad”, dice Miquel Donnay, presidente del consejo de gremios de Cataluña. “Es necesario hacer un cambio en positivo, todo el mundo lo está esperando porque la caída ha sido muy negativa y hay mucha preocupación”, concluye.

Parecida es la opinión de Iñigo Gallo, profesor de marketing en la escuela de negocios IES: “Aunque estemos muy preocupados o digamos que esperaremos a comprar en un escenario de menor tensión, cuando estás delante de la oferta, es suficientemente atractiva como para que el bolsillo hable. Seguramente se venderá más que el año pasado”. Gallo cree que “todo el mundo espera un repunte de ventas, por la relevancia y fuerza que tiene el Black Friday, que cada año aumenta ventas”. Aún así, apunta que estas ventas no van a compensar la caída de octubre.

 

 

Más información