Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP anuncia acciones esta semana para rechazar el 155

La ANC y Òmnium convocan este martes y miércoles un centenar de actos por Cataluña para explicar cómo se afrontará la suspensión de la autonomía

La diputada de la CUP, Anna Gabriel.
La diputada de la CUP, Anna Gabriel. EFE

La CUP anunció ayer que esta semana desarrollará iniciativas en contra de la aplicación del artículo 155 por considerarlo una “agresión” a la mayoría de la ciudadanía, sea independentista o no. Las medidas consistirán, básicamente, en la “desobediencia civil masiva” y en una lucha “no violenta”. Los anticapitalistas, que consideran que las medidas anunciadas por el presidente Mariano Rajoy son las “más graves” desde la dictadura franquista, reiteraron que el Parlament debe proclamar la independencia de Cataluña lo antes posible.

Las movilizaciones anunciadas por la CUP coincidirán previsiblemente con las que se plantean otras entidades a medida que se acerque la sesión del jueves en el Parlament. Ese día está convocada una huelga de estudiantes universitarios que incluye una manifestación en el centro de Barcelona. La Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) y Òmnium Cultural, cuyos respectivos presidentes, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, están en prisión, también defienden la movilización permanente. Las dos entidades han organizado para este martes y miércoles un centenar de actos por toda Cataluña, al que asistirán consejeros y diputados, para explicar el futuro político inmediato y para explicar los mecanismos que se utilizarán para afrontar los próximos días a raíz de la aprobación del artículo 155 "que prevé acabar con la autonomía catalana".

Montse Venturós (CUP), alcaldesa de Berga (Barcelona), que fue detenida por negarse a comparecer, hace un año, ante un juez, y Eduardo Cáliz, miembro del secretariado de la CUP, explicarán esta tarde las medidas que quieren aplicar para hacer frente a la “represión” del Estado. Su intención es hacerlo desde el “municipalismo”, donde los anticapitalistas tienen su mayor fuerza. El comunicado que emitió el partido afirma que quiere poner el acento en la “desobediencia masiva” recalcando su carácter no violento. En la nota, la CUP señala que la decisión de Rajoy, con el apoyo de Ciudadanos, del PSOE y “del Borbón” —así denominan al rey Felipe VI— de intervenir en la autonomía es “la mayor agresión contra los derechos civiles, individuales y colectivos contra el pueblo catalán desde la dictadura franquista”. Por ello, la CUP tiene la certeza de que esa “agresión” dirigida contra “la mayoría independentista” (obtuvieron el 47,8% de los votos en las elecciones) es extensible a los ciudadanos que no comparten la idea de secesión desde el momento en que el 155 comporta la destitución del Govern y la intervención del Parlament. Los anticapitalistas vaticinan que la medida tendrá una respuesta en forma de “desobediencia masiva” y entienden que “la autorganización, la autotutela, la resistencia del municipalismo y el internacionalismo” son las puntas de lanza de esa lucha. Los bomberos, muchos de ellos integrados en una rama sectorial de la ANC y que han sido muy activos durante este tramo del procés, emitieron un comunicado en el que avisan de que solo reconocen la autoridad del president, del Govern y del Parlament.

Desde que se celebró el referéndum del 1 de octubre, suspendido y declarado ilegal por el Tribunal Constitucional el pasado miércoles, la CUP no se ha movido de su posición: declarar la independencia y proclamar la república catalana cuanto antes. Los anticapitalistas consideran que los aplazamientos sucesivos solo alargan una agonía y que en absoluto empujarán al Gobierno central, de acuerdo con el PSOE y Ciudadanos, a modificar su opinión. “No compartimos la estrategia de ir a remolque de las decisiones que tome el Gobierno”, afirman. Albert Rivera, líder de Ciudadanos, deslizó ayer, de hecho, que las elecciones podrían celebrarse el 28 de enero. La CUP celebrará también diez asambleas en otras tantas ciudades de Cataluña para abordar las movilizaciones y hablar de los "pasos a seguir para implementar la República, una vez proclamada".

Más información