Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona rechaza declarar ‘persona non grata’ al Rey Felipe VI

El partido de Colau vota en contra, argumentando que es "inoportuno" cuando se llama al diálogo

El rey Felipe VI abraza al exalcalde de Barcelona, Pascual Maragall.
El rey Felipe VI abraza al exalcalde de Barcelona, Pascual Maragall.

La CUP ha intentado este viernes por segunda vez, sin éxito, declarar al Rey Felipe VI persona non grata en Barcelona. Lo hizo en 2016 y no lo consiguió al abstenerse el PDeCAT y Barcelona en comú. Ahora, los concejales de la antigua CiU han votado a favor y el partido de la alcaldesa Ada Colau se ha opuesto a la declaración. El portavoz del Gobierno, Gerardo Pisarello, ha argumentado la declaración sería inoportuna", cuando se están haciendo llamamientos al diálogo para evitar la aplicación del artículo 155 de la Constitución. El Ayuntamiento de Barcelona nunca ha declarado a nadie persona non grata, ha asegurado el ejecutivo municipal.

El texto de la proposición de la CUP pide declarar persona non grata Felipe VI y toda la Casa Real Española en Barcelona; retirar medallas, honores y reconocimientos que el Ayuntamiento les haya realizado, e instar al resto de municipios del Área Metropolitana a revocar acuerdos de reconocimiento. La concejal de la CUP Maria Rovira ha calificado la monarquía de "institución predemocrática, basada en derechos de sangre, heredera del régimen franquista" y que ha tenido con Cataluña "una relación de opresión". Además ha criticado el discurso del Rey el pasado 3 de octubre. "Es más pertinente que nunca señalar a la Casa Real y el papel de la dinastía borbónica", ha dicho.

La incógnita se ha mantenido hasta la segunda intervención de Gerardo Pisarello, de cuyas palabras se desprendía al comienzo que el partido de Colau se abstendría. El portavoz del ejecutivo municipal ha asegurado que su partido es "una fuerza política claramente republicana" y ha recordado que Colau fue muy crítica con las palabras del Rey el día de su último discurso televisado. Como lo fueron algunos constitucionalistas, ha señalado. Pero ha considerado "inoportuno declararle persona non grata, iría contra la voluntad de diálogo. No se ha hecho ni desde la Generalitat ni desde el Parlament, estamos llamando a desescalar la tensión".

La CUP ha recibido el apoyo del PDeCAT, ERC y el concejal no adscrito, Gerard Ardanuy. Jaume Ciurana, del PDeCAT, ha afirmado que el discurso del día 3 marca un antes y un después: "Muestra el divorcio que hay de buena parte de la sociedad catalana con una institución que tenía que ejercer de árbitro, por eso votaremos en contra". Por parte de los republicanos, Trini Capdevila ha defendido que los alcaldes de su partido fueron los primeros en declarar persona non grata al Rey en sus municipios.

Contrarios a la proposición se han mostrado Ciutadans, PSC y el PP. Carina Mejías, del partid naranja ha defendido a la monarquía parlamentaria como "una de las instituciones más democráticas" y ha pedido a la CUP que proponga declarar persona non grata a Arnaldo Otegui. También Ángels Estelles, del PP, ha citado la figura del nacionalista vasco y su proximidad con la CUP: "Con este esquema mental es inútil pensar nada más", ha dicho.

La Comisión también ha aprobado que "el Ayuntamiento apoye a las instituciones catalanas a raíz de la decisión anunciada por el Gobierno del Estado de aplicar el artículo 155 de la Constitución". La proposición que ha presentado el grupo de ERC exige también al Gobierno que "dé respuesta a las propuestas de diálogo planteadas por el gobierno de la Generalitat".

Barcelona en Comú, el grupo Demòcrata, ERC y el concejal no adscrito, Gerard Ardanuy han votado a favor, Cs y PP en contra, el PSC se ha abstenido y la CUP no ha votado. La comisión ha rechazado, gracias a los votos de toda la oposición, una propuesta del grupo socialista, que ha apoyado BComú, que reclamaba que "el diálogo político sirva para evitar la DUI y también el 155".

Más información