Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La noche que 53 personas rascaron cera en la Diagonal

El Ayuntamiento activa un gabinete de crisis tras la manifestación independentista con velas de ayer

La avenida Diagonal de Barcelona, cortada este miércoles.
La avenida Diagonal de Barcelona, cortada este miércoles.

Cualquiera que oiga la palabra gabinete de crisis en un Ayuntamiento de una gran ciudad, se imagina un grave problema de seguridad o salud pública, pero no lo que se desató anoche al finalizar la manifestación celebrada en la avenida Diagonal de Barcelona para pedir la libertad de los líderes de las entidades independentistas, Òmnium y la ANC. La cera de las velas en la calzada: esa fue la causa. Nada más y nada menos que en una de las principales arterias de la ciudad, cortada en su tramo central. Tenientes de alcalde, concejales, Guardia Urbana, servicios de movilidad y de limpieza, todos se movilizaron. Los grupos de WhatsApp y Telegram echaron humo. Si no se eliminaban los restos de cera, podían producirse accidentes de tráfico. Y limpiar todo aquello iba para largo.

El colapso de tráfico a primera hora ha sido monumental y la avenida sigue este mediodía cortada entre el paseo de Gràcia y la plaza de Francesc Macià con la afectación también sobre los cruces –al menos, una decena– y no está previsto restablecer completamente el tráfico hasta entrada la tarde. Los primeros que entraron en acción fueron los equipos de limpieza. Con agua a presión, pero no era suficiente. El problema no solo eran los pequeños restos de cera, eran, sobre todo, las velas enteras que se dejaron en el centro de la avenida. Las dejaron encendidas. Pueden imaginarse los pelotones de cera, con el plástico de las candelas. En el operativo nocturno han participado 20 equipos, 53 personas a destajo toda la noche; de día se les han sumado otras 92. En total, 145 personas eliminando cera.

A través de las redes sociales Òmnium ha lamentado las molestias que haya podido causar y se ha puesto a disposición del Ayuntamiento para ayudar "en lo que haga falta". El director de servicios de Movilidad, Adrià Gomila, ha explicado que a medida que la limpieza avanza, se están priorizando los cruces, para que tráfico pueda atravesar la avenida en vertical. Pero la calzada central no se podrá abrir hasta la tarde.

En paralelo, la oposición no ha tardado en salir a criticar al gobierno de la alcaldesa, Ada Colau, a quien han acusado de falta de previsión. Con Twitter como escenario, la teniente de alcalde de Urbanismo, Ecología y Movilidad, Janet Sanz, se ha enganchado con el portavoz del PDeCAT, Jaume Ciurana, que ha acusado al gobierno de falta de previsión. “Sí tuvimos previsión, teníamos personal extra y aparatos especiales, nadie pudo prever que dejarían quemar las velas en el pavimento como ocurrió”, ha respondido Sanz. Sanz ha asegurado que los equipos de limpieza llevan trabajando desde las 11 de la noche de ayer. Por su parte, el líder del PP en el consistorio, Alberto Fernández Díaz, ha pedido la dimisión de algún responsable municipal por el corte de tráfico.

A estas horas, coches de limpieza y trabajadores se extienden por todo el tramo. Algunos trabajadores están haciendo una labor minuciosa, picando con una espátula la cera, mientras otros limpian con mangueras. Es el trabajo previo que se necesita para que la máquina pueda absorber la cera. "El rodillo de la máquina también patina, por lo que hay que rajar un poco la cera, para que luego pueda pasar", explica un trabajador del servicio municipal de limpieza. "Aquí hay trabajo para toda el día" comenta. Los servicios del ayuntamiento seguirán con sus labores hasta que la carretera esté limpia, tal y como cuentan, muy probablemente hasta el anochecer.

Más información