Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía de Vigo investiga a las navieras por la sobreventa a Cíes

Las cuatro empresas expedientadas por la Xunta recibirán la máxima sanción, según el delegado del Gobierno gallego

Pasajeros en la zona de embarque del puerto de Vigo, desde donde salen los barcos con destino a las Islas Cíes.
Pasajeros en la zona de embarque del puerto de Vigo, desde donde salen los barcos con destino a las Islas Cíes.

La Fiscalía de Vigo ha abierto este lunes unas diligencias de investigación para determinar si existen indicios de delito en los hechos denunciados por la Xunta de Galicia en la actuación de cuatro navieras por la sobreventa de pasajes a las islas Cíes a los que ya se les abrió expediente sancionador en el ámbito administrativo.

El Ministerio Público se centrará en los episodios ocurridos en agosto pasado cuando se desató el caos entre los turistas después de que las navieras que hacen el itinerario al archipiélago fueran denunciadas por duplicar la venta de billetes autorizada y abarrotar el paraje gallego, Parque Nacional protegido y que aspira a ser declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

Si de la investigación abierta se determina que hubo algún delito vinculado al desembarque en las islas de más personas de las permitidas, la fiscalía presentará una querella en el juzgado contra las empresas denunciadas para que continúe la instrucción del procedimiento penal.

Según la denuncia, las navieras que realizan el transporte hasta las islas sobrepasaron la venta de pasajes en el doble del número de turistas desde principios de agosto, tope que está establecido por la Xunta y que en ningún caso puede sobrepasar los 2.200 visitantes diarios y 800 campistas.

La situación se prolongó varios días hasta que la dirección del Parque Nacional Marítimo-Terrestre Illas Atlánticas de Galicia denunció los hechos y que cientos de visitantes habían sido devueltos al Puerto de Vigo mientras otros que habían comprado sus billetes tuvieron que quedarse en tierra.

La sobreventa provocó que cerca de 2.000 usuarios se vieran perjudicados, lo que obligó a la Policía Nacional a intervenir en la zona de embarque para calmar los ánimos de los turistas que no pudieron embarcar a Cíes.

Caso omiso a los requerimientos

El delegado de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves, ha explicado este lunes que la Administración autonómica pidió a la Fiscalía que investigue estos hechos con el fin de acabar con los abusos por parte de las cuatro navieras denunciadas, a las cuales la Xunta hizo reiteradas advertencias y prepara expedientes para multarlas. "Es un parque nacional, no un parque de atracciones", ha dicho López Chaves en una comparecencia ante los medios.

El delegado de la Xunta ha incidido en que el objetivo es evitar que estos episodios que atentan contra el Medio Ambiente y perjudican los intereses turísticos se vuelvan a repetir porque las empresas “están actuando de una forma que no parece la más correcta", indicó en declaraciones a Europa Press.

En este sentido, el delegado ha recordado que la Xunta, tras conocer que desembarcaban en las islas más personas de las permitidas respondió de forma contundente contra las navieras pero estas hicieron caso omiso, “sin responder a los requerimientos ni a los expedientes incoados, por ello se les impondrá las máximas sanciones establecidas”, afirmó.

Como consecuencia de todo ello, López-Chaves ha apuntado que ahora se ha decidido pedir a la Fiscalía que abra una investigación para determinar si la actuación de las navieras ha sido o no delictiva. "Que se actúe contra quien sobrepasó los límites de cupo en las Cíes", sentenció.