Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil detuvo al ‘número dos’ de Junqueras por sedición

El secretario general de Economía, Josep Maria Jové, está acusado de "gestionar elementos fundamentales del referéndum"

Delito de sedicion
Josep Maria Jové, junto a Oriol Junqueras frente al Parlament, en una foto de archivo. EFE

La Guardia Civil atribuye a algunos de los detenidos el miércoles en la operación contra el referéndum del 1 de octubre el delito de sedición. Es el caso del arrestado de mayor rango, Josep Maria Jové, secretario general de Economía y número dos del vicepresidente Oriol Junqueras. Jové permanece en la comandancia de la Guardia Civil de Barcelona. El delito de sedición castiga con penas de hasta 15 años de cárcel a quienes "se alcen pública y tumultuariamente" para "impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las leyes".

Así consta en la lectura de derechos del detenido que la Guardia Civil entregó a Jové, a quien se atribuyen además los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación. El escrito policial, que actuó por orden del titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez Sunyer, subraya el papel que este alto cargo ha tenido en el "incumplimiento" de las resoluciones del Tribunal Constitucional contra la "culminación de la transición nacional" en Cataluña. Dentro de ellos, agrega el texto, la "preparación del referéndum" previsto para el 1 de octubre. El escrito notifica a Jové su detención, además, por "gestionar elementos fundamentales del referéndum".

Jové, así como otros de los altos cargos de Economía, es una figura clave en la organización de la consulta. La mano derecha de Junqueras fue integrada en el órgano de “coordinación política” en julio, tras la crisis desatada en el seno del Gobierno catalán.

En una nota hecha pública el miércoles, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) aseguró que la investigación abierta por el juzgado se dirige contra una veintena de personas por desobediencia, prevaricación y malversación. El comunicado no habla de sedición. La causa judicial, sin embargo, se ha ido alimentando de diversas fuentes (denuncias) y ha acabado sumando una ristra de delitos que el magistrado tendrá que individualizar en su momento.

La causa nació por una denuncia contra el exjuez y exsenador de Esquerra Santiago Vidal -que reveló, en conferencias públicas, supuestas ilegalidades de la Generalitat a propósito del referéndum- por revelación de secretos. Más tarde, se incorporó a la causa una querella de Vox por los delitos de malversación, sedición y rebelión. Finalmente, la Fiscalía remitió a ese mismo juzgado una investigación que había abierto sobre los preparativos del referéndum -a raíz de la campaña para captar votos en el extranjero- y en la que mencionaba los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación.

Más información