Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La palabra “independentismo” ha sido la más pronunciada durante el debate

El PP y Ciudadanos no han cesado de acusar al Consell de catalanista

La bancada popular aplaude la intervención de su líder, Isabel Bonig. Ampliar foto
La bancada popular aplaude la intervención de su líder, Isabel Bonig.

"Aquí no hay independentistas y lo que hacen ustedes con esas acusaciones al Consell es ayudar a los que las tienen", ha declarado el presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, tras escuchar a la portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, Mari Carmen Sánchez, que ha lamentado que el Ejecutivo "de alas al nacionalismo más reaccionario de sus socios de gobierno". "Hemos pasado del Consell de la corrupción al Consell de la improvisación", ha indicado la diputada durante su intervención en el Debate de Política General.

La parlamentaria ha pedido a Puig que "sea valiente y cese a Marzà" por desarrollar una política "al servicio de la ideología más sectaria y partidista, al servicio del independentismo", con medidas como el decreto de plurilingüismo. "¿Piensa dejar la cultura y la educación en manos de una persona afín al independentismo?", ha cuestionado. Puig le ha respondido que no se escoren más y no se pasen al neoconservadurismo más radical. Quédense en un liberalismo un poquito más centradito", ha apuntado.

El portavoz de Podemos en las Cortes Valencianas, Antonio Estañ, ha lamentado el triunfalismo y la falta de reflexión crítica del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y considera "insuficientes" los pasos dados por el Consell para consolidar el cambio. Estañ, que se estrenaba como portavoz parlamentario en el debate, ha indicado que se han realizado promesas de futuro sin reflexión del camino recorrido en los dos años gobierno.

A pesar de reconocer que la Comunidad Valenciana funciona mejor que cuando gobernaba el Partido Popular, considera que existen deficiencias en materia urbanística y turística, y "mucho por mejorar" en materia sanitaria o en educativa. "¿Vamos a acabar con los barracones antes de 2019 o vamos a seguir instalando aulas de hojalata en las escuelas como hemos seguido haciendo este mismo año?", ha preguntado, al tiempo que ha instado a bajar las tasas universitarias y asegurar la estabilidad de los interinos y los derechos del profesorado.

El portavoz de Podemos, formación que apoya al Gobierno formado por socialistas y Compromís, ha valorado los pasos dados para salir de la política lingüística del PP, pero también ve necesario un plan específico para comarcas castellano hablantes y las zonas urbanas donde mucha población no ha tenido contacto con el valenciano, y en muchos casos lo percibe más como un obstáculo que como una riqueza y una oportunidad. Estañ, tras dar su apoyo a Puig para reivindicar una financiación justa, ha pedido dotar de recursos la Agencia Antifraude y ha defendido la nueva radio televisión valenciana, aunque ha señalado que la gestión actual está lejos de las expectativas que habían depositado los valencianos.

El portavoz del Grupo Socialista, Manolo Mata, ha mostrado su preocupación por el "duro" discurso que la representante de Ciudadanos ha exhibido en la Cámara sacando en el debate "el espantajo del catalanismo". Mata le ha recordado "los pufos" heredados del anterior Consell, y ha advertido de que el odio envenena la valoración de lo que se está haciendo. "Hay quienes califican de sectario que se enseñen tres lenguas en los colegios mientras avalan la educación segregada por sexos", ha señalado. "Tenemos derecho a proteger la lengua, a no satanizarla", ha agregado.

El síndic de Compromís, Fran Ferri, ha subrayado esta noche, que, a pesar de que la derecha valenciana deseaba un gobierno en la Generalitat dividido e inestable, "hay una mayoría fuerte y cohesionada". "Querían que esta tierra se sumiera en el caos más absoluto y tenemos un gobierno que está mejorando la vida de la gente y lo hace con estabilidad y normalidad", ha manifestado. "Necesitamos que la derecha deje preocuparse en atacar y comience a proponer porque ahora hay una mayoría que escucha, dialoga y acuerda. Puede ser que no haga propuestas en positivo porque sabe que no tiene credibilidad, ha destacado Ferri.

El Grupo Popular ha presentado 1.017 propuestas de resolución que serán debatidas en la jornada de mañana jueves. PSPV y Compromís han presentado 100 resoluciones centradas en la reivindicación de un trato justo para la Comunidad Valenciana.

Más información