Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau encarga a Itziar González la misión de evitar que el turismo monopolice La Rambla

La exconcejal asegura que su proyecto intentará que los barceloneses recupere el paso

Imagen de archivo de Itziar González en La Rambla.
Imagen de archivo de Itziar González en La Rambla.

El Ayuntamiento de Barcelona anunció ayer que la arquitecta y exconcejal de Ciutat Vella Itziar González liderará el equipo km-ZERO, al que se ha encargado remodelar La Rambla. González y su grupo, compuesto por 15 personas, se presentó al concurso internacional convocado en marzo para transformar la vía. El equipo de gobierno de Ada Colau entrega la remodelación del paseo que fue golpeado por los atentados del 17 de agosto a la exconcejal con la misión de que los barceloneses recuperen una calle monopolizada por el turismo.

González fue la regidora de Ciutat Vella en el último mandato del socialista Jordi Hereu. Dimitió en 2010, antes de las elecciones que ganó Xavier Trias, después de recibir presiones tras denunciar la permisividad con la que se entregaban licencias a apartamentos turísticos. La exconcejal presentó su renuncia tras intentar paralizar la construcción del que iba a ser el hotel del Palau de la Música.
El equipo de gobierno de BComú y PSC le ha entregado la remodelación de la calle más emblemática de la capital catalana. En los próximos seis meses la arquitecta y su equipo multidisciplinar deberán redactar el documento de estrategias para la vía y el anteproyecto. En otoño de 2018, deberá estar terminado el proyecto ejecutivo para que las obras comiencen a principios de 2019.

La transformación que plantee González es, por el momento, un misterio. La exconcejal aseguró ayer que su proyecto parte del encargo de los vecinos de SOS Rambla. Un pequeño grupo que “cada miércoles se reúnen en el café de La Ópera para discutir los problemas del paseo”. La arquitecta describió ayer su proyecto de forma muy encriptada. “Lo que pasa en La Rambla debe estar directamente ligado a la cultura”, mantuvo González, quien defendió que los barrios del Raval y el Gòtic deben “abrazarse”.

La propuesta de Km-ZERO presenta un plan de gestión de espacios que incluye estrategias para cambiar los usos comerciales dedicados al turismo en las plantas bajas y “potenciar los usos ciudadanos en el espacio”. También se prevé desarrollar políticas de vivienda para “recuperar vecinos residentes” en La Rambla y actuaciones de mejora de accesibilidad en el transporte público y la eficiencia en la distribución de mercancías, así como medidas de restricción del vehículo privado. Se trata de la llamada “pacificación” de la calle que no llegará a peatonizarse por completo
La actual concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, defendió ayer: “Los vecinos se han reconciliado con La Rambla tras el duro golpe que recibió tras los atentados”.

La teniente de alcalde de urbanismo, Janet Sanz, recordó al equipo ganador que “la ciudadanía necesita volver a ramblear”. Un planteamiento que también defendió el concejal de arquitectura, Daniel Mòdol: “La Rambla había perdido el vínculo con los vecinos y ahora hay que recuperarlo”.