Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mataelpino reforzará las medidas de seguridad del boloencierro tras registrar dos heridos

Uno de los golpeados por la bola de 300 kilos sufrió un "traumatismo craneoencefálico severo" y se encuentra "estable"

El boloencierro de Mataelpino ha dejado dos heridos este fin de semana.

El Ayuntamiento de Matalpino revisará las medidas de seguridad del boloencierro tras haber resultado heridas dos personas este fin de semana, según informa el alcalde, Javier Pérez de los Nietos. El primer golpeado por la bola de 300 kilos, que rueda a toda velocidad por las calles de la ciudad, sufrió una fractura de costillas el pasado viernes. El segundo, que sufrió un "traumatismo craneoencefálico severo" el sábado por la mañana, continúa ingresado con pronóstico reservado, aunque su situación es "estable" tras una primera intervención quirúrgica.

"Vamos a revisar todas las medidas de seguridad y a reforzar la información [sobre esta carrera] porque estamos teniendo muchísimas visitas de personas que vienen de todo el mundo. No queremos que sea un evento trágico, queremos que sea lúdico", ha dicho el alcalde. Pérez ha subrayado que este festejo, que se practica con una bola muy grande y pesada, no ha de tomarse a la ligera y que tiene que enfrentarse " con las mismas precauciones que en cualquier otra actividad de riesgo".

"La gente está acostumbrada a los toros y sabe que no se puede quedar  quieta, delante de ellos, porque les pueden cornear. Sin embargo, con la bola piensan que no les va a hacer nada y no es así, porque si reciben el impacto directo puede ser grave", ha añadido el alcalde. El primer edil ha concluido que durante los encierros con toros no se ha registrado "ni un sólo atendido por asta de toro ni por lesiones", mientras que durante los boloencierros ha habido dos lesionados.

Un festejo anticrisis

Alba Moraleda

El boloencierro nace en 2011 cuando había menos presupuesto municipal para organizar las fiestas. "Era los años duros de la crisis y pensamos entre todos qué podíamos hacer para no quedarnos sin encierros”, cuenta una de las organizadoras, Paula Ródenas. 

Este festejo, fruto del ingenio en tiempo de crisis, se ha instalado como tradición en el pueblo y ya se exporta fuera de la región madrileña. La asociación Boloencierro de Mataelpino, que ha patentado la idea, ha llevado esta celebración a La Granja (Segovia). Otras localidades como Miraflores y Navacerrada, ya lo han incorporado a su programa de fiestas. También Torrelaguna, Moralzarzal y Cercedilla.