Atentados Barcelona y Cambrils

El abrazo de Madrid al pueblo catalán tras los atentados

Ciudadanos y políticos se concentran en las administraciones públicas de toda la región en solidaridad con Barcelona y Cambrils

La región se ha volcado este viernes con las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils, que han dejado 14 muertos y alrededor de 130 heridos. Ciudadanos, políticos y sindicalistas guardaron un minuto de silencio delante de las sedes de la Administración y de las empresas. El Ayuntamiento, que iluminará la noche de este viernes el palacio de Cibeles con los colores de la bandera de la Ciudad Condal, ha instalado maceteros y bolardos en puntos estratégicos, siguiendo las instrucciones del Ministerio del Interior y de la Delegación del Gobierno. Esta medida ya se ha aplicado en otras ocasiones, cuando la ciudad ha acogido actos multitudinarios.

Ciudadanos y políticos concentrados este viernes en el Ayuntamiento de Madrid.
Ciudadanos y políticos concentrados este viernes en el Ayuntamiento de Madrid. Kike Para

Dolors Moneris y Miquel Barramon han pasado su último día de vacaciones en Madrid concentrados frente al Ayuntamiento de la capital. Al igual que otras decenas de personas, esta pareja de Girona ha asistido al minuto de silencio por los atentados en la sede del Ayuntamiento. Con las banderas que rodean la fuente de Cibeles y la del Consistorio a media asta, los manifestantes han dedicado un largo aplauso al pueblo catalán. Moneris, muy emocionada, se acordaba de sus nietos. “Vamos muchas veces a Barcelona con ellos”, ha afirmado con la voz entrecortada. La pareja estuvo en contacto en todo momento con su familia. “Ahora paseas por las estaciones de tren y vas alerta, como vigilando”, ha dicho la mujer.

Más información

Ante la ausencia de la alcaldesa, Manuela Carmena, a la que los atentados la sorprendieron de vacaciones, el alcalde en funciones, Nacho Murgui, ha condenado los atentados: “Nos mantenemos firmes en nuestra determinación de seguir construyendo sociedades libres, diversas y habitando ciudades en las que vivamos en común, y [en] dejar claro a los que tratan de sembrar este odio que no vamos a retroceder un milímetro en ese empeño”. Los portavoces municipales también han condenado el atentado. “No nos van a ganar la batalla de la libertad, la convivencia, la democracia y la paz. Los madrileños hemos querido decir: Visca Barcelona”, ha dicho el portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida. Su homóloga en el PSOE, Purificación Causapié, hizo una llamada para seguir compartiendo un modo de vida en paz, “que nos hace libres y fuertes”. La líder de Ciudadanos, Begoña Villacís, ha pedido que se pusieran banderas de Barcelona en todos los Ayuntamientos.

“Me considero víctima de lo que ha pasado en Barcelona”, contaba Eladia Martín, de 77 años, que lucía un crespón negro en su camisa. Esta mujer pertenece al colectivo Yayoflautas, un grupo de señores y señoras “maduros”, según se definen, que se movilizan por causas sociales que consideran injustas. Eladia, junto a un grupo de amigas con las que ha asistido a la puerta del Consistorio, ha destacado la admiración que siente por el pueblo catalán: “Estoy aquí para que [los catalanes] sepan que Madrid se solidariza con ellos. No he podido dormir por lo que ha pasado en esa maravillosa ciudad que siempre me ha acogido”. Las luces del palacio y de la fuente de Cibeles se apagarán entre las 22.00 y las 22.10 de este viernes en señal de duelo. Después, ambos monumentos se iluminarán con los colores de la bandera de Barcelona hasta el amanecer. 

Los servicios de limpieza y zonas verdes de Madrid trabajaron desde la madrugada del jueves para colocar pesados maceteros en las calles de la Montera, del Carmen y de Preciados (principales vías de acceso a la Puerta del Sol), en prevención de posibles ataques. Se instalaron unas seis barreras a diferentes alturas en cada una de las vías. “¿Para qué ponen esto?”, preguntó un hombre mayor a un trabajador municipal en la calle de la Montera. “Es para evitar atentados”, le respondió el operario. No obstante, la normalidad era la tónica general en la Puerta del Sol. Decenas de turistas caminaban por la plaza, en la que se notaba un refuerzo de la presencia policial. Agentes antidisturbios se encontraban apostados en las principales vías del centro de la ciudad.

A las 12.00 de este viernes se ha celebrado el minuto de silencio delante del edificio de la Real Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid. Al acto acudieron, entre otros, la presidenta regional, Cristina Cifuentes; el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y el secretario de Organización del PSOE de Madrid, Enrique Rico, además de numerosos viandantes, que mostraron su solidaridad con Barcelona. El minuto de silencio ha sido sucedido por fuertes aplausos frente al enorme crespón negro que lucía en la fachada principal de la sede regional, en señal de duelo.

La presidenta regional ha afirmado que Madrid “es segura” y que no se debe tener miedo: “Eso es lo que pretenden los terroristas”. Cristina Cifuentes ha reiterado “el cariño y el apoyo” hacia Barcelona por lo sucedido, además de recordar que Madrid “ya conoció el terrorismo cuando se produjo hace unos años el peor atentado de la historia de España”, en referencia al 11-M. Minutos más tarde, el secretario de Organización de los socialistas madrileños, Enrique Rico, ha afirmado que “los valores que sostienen la democracia no se van a ver afectados por ningún atentado terrorista”.

Solidaridad en toda la ciudad

Los trabajadores de las Juntas Municipales de distrito también se han sumado al minuto de silencio. Es el caso de las sedes de Ciudad Lineal, Fuencarral-El Pardo, Puente de Vallecas o Charmartín. A este gesto de solidaridad con las víctimas y la ciudad de Barcelona también se han sumado los cuerpos de emergencias de la capital y la policía municipal. 

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50