Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eulen acepta la propuesta del Govern para acabar con la huelga de El Prat

El comité de empresa ve insuficiente la mejora pero la someterá a la asamblea este jueves

Colas ayer en los controles de seguridad del aeropuerto de El Prat. JOAN SÁNCHEZ EL PAÍS. Vídeo: EFE

La huelga de los filtros de seguridad de El Prat comienza a ver la luz al final del túnel. La empresa Eulen ha aceptado, con algunos matices, la propuesta hecha por la mediación laboral de la Generalitat esta mañana. Con ello, la última palabra la tendrán los trabajadores, que someterán la propuesta a votación en una asamblea programada para el jueves si bien el comité de empresa la considera insuficiente. La oferta del Govern implica una subida de 200 euros mensuales para los salarios más bajos y la contratación de unas 100 personas. El paquete implica unas mejoras sustanciales respecto a las últimas condiciones propuestas por la empresa.

Se trata de la primera oferta que hace la mediación laboral, tras encontrar que las negociaciones estaban encalladas y tras el fracaso de varias reuniones entre los trabajadores de los controles de seguridad del aeropuerto y  Eulen, que gestiona este servicio. La última propuesta de Eulen implicaba una subida salarial media de 7,7%. La de la Generalitat eleva este porcentaje hasta el 11,5%. Tras la pausa para comer, el asesor del comité de huelga Juan Carlos Giménez ha asegurado que la propuesta es "insuficiente" pero que de todas maneras serán los empleados los que decidan si la aceptan o continúan con las huelgas programadas.

La propuesta no ha satisfecho a Aena, también presente en la negociación, ya que no se esperaban que la Generalitat tomase la iniciativa. Además, la solución sugerida incluye medidas que, según Josep Ginesta, secretario general del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, "obligarían a cambiar la licitación" para la gestión de los arcos de seguridad. La huelga de los trabajadores del metro de Barcelona se desencalló, precisamente, cuando la mediación de la Generalitat intervino con una oferta. La Generalitat ha llegado a esta decisión después de reunirse por separado con las partes, ya que las reuniones conjuntas no han funcionado.

La propuesta incluye mejoras salariales y ampliación de personal. En el primer punto, Trabajo plantea un complemento retributivo de hasta 200 euros para equiparar el salario de los empleados que llegan nuevos a Eulen (y que cobran entre 800 y 900 euros) y los que fueron subrogados desde Prosegur cuando se cambió, hace un año, la empresa concesionaria del servicio (estos últimos perciben un sueldo mensual de unos 1.100 euros). Hasta ahora, la empresa había ofrecido un aumento del 7,7% de promedio en los salarios de los vigilantes (lo que implicaría una subida de 155 euros para el personal con una retribución más baja), mientras que el comité insistía en que el complemento fuera de 350 euros. "Sin ser la más justa, creemos que la propuesta es razonable y que se puede debatir", ha afirmado Ginesta. 

Además de las reivindicaciones salariales, la oferta de Trabajo contempla las reivindicaciones respecto a mejoras en la organización y a la ampliación de la plantilla. La propuesta prevé que se incorpore un quinto vigilante en cada filtro, que daría más calidad al servicio y ayudaría a los dos que están en la vigilancia del escáner y a los otros dos que están con los pasajeros. Con 17 filtros en funcionamiento y tres turnos al día, incorporar este puesto de trabajo supondría contratar unos 50 empleados nuevos. Además, el documento que Trabajo ha entregado a las partes incluye también la creación de una bolsa de 25 trabajadores de relevo para cubrir ausencias, descansos y bajas.

Huelga de celo

Mientras las partes mantenían la reunión de negociación, que se retomará por la tarde para firmar las actas con la nueva propuesta de la Generalitat, en el Aeropuerto de El Prat Las colas en los controles de seguridad han llegado hasta la hora de espera a pesar de que para hoy no había paros convocados. También se han vivido colas en los mostradores de las aerolíneas a causa de la gran previsión con la que los pasajeros llegan al aeropuerto.

Los reproches políticos también han continuado este martes en relación con la huelga de los vigilantes de los controles de seguridad. El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, ha criticado al Gobierno de Mariano Rajoy por no ejercer "el liderazgo político" que le toca en el conflicto. Por su parte, el Síndic de Greuges de Catalunya ha decidido actuar de oficio en el conflicto e investigar las vulneraciones de derechos que se puedan haber producido.

Aena, por otro lado, ha defendido el contrato que le une con la empresa Eulen. El director general de Negocio Regulado de Aena, Javier Marín, ha explicado a la cadena SER que la oferta para la licitación presentada por Eulen fue un 2% más baja que la presentada por Prosegur, pero que eso no justifica que la contratación haya sido temeraria por parte del gestor, tal y como denuncian los trabajadores, pues se cumplían las condiciones de los pliegos y, ante el incremento del tráfico previsto, se modificó el contrato para aumentar el servicio en la temporada alta.

Por su parte, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha apelado a "la responsabilidad y profesionalidad de los trabajadores de Eulen para que desempeñen su labor con diligencia durante las jornadas sin paros" y ha solicitado a la empresa un "esfuerzo adicional" para lograr un acuerdo.