Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Centro acorta el horario de sus fiestas para respetar el sueño

Hoy arrancan 15 días de música, fiesta, limonada y chotis en Lavapiés y La Latina

Fiestas de San Cayetano el año pasado en Embajadores.
Fiestas de San Cayetano el año pasado en Embajadores.

Aunque oficialmente las fiestas del distrito de Centro en honor de san Cayetano, san Lorenzo y la virgen de la Paloma no comienzan hasta las 21.00 del jueves con el pregón de Las Kellys en Cascorro, desde hoy los barrios de Lavapiés y La Latina se llenan de actividades. Serán 15 días de conciertos, limonada, chotis y verbenas con un horario más restringido que el pasado año. Los bares, por su parte, podrán ampliar en una hora el horario que tengan establecido en su licencia media hora más.

El Ayuntamiento, los vecinos, las asociaciones y los hosteleros llevan meses preparando el programa de las fiestas más castizas de Madrid. “Un ejemplo de que la colaboración público-privada funciona, de que la Administración, el tejido empresarial y el vecinal pueden trabajar juntos con un objetivo común y alcanzarlo con éxito”, valora Jorge García Castaño, concejal y presidente del distrito de Centro, en una nota de prensa emitida ayer. “Queremos que todas las personas se sientan bienvenidas en nuestro barrio y pedimos a todos aquellos que nos visiten que respeten el espacio público y el descanso de los vecinos y vecinas”, prosigue el edil.

Entre semana los conciertos en la calle o en los bares tendrán que terminar a la una de la madrugada, 1,5 horas antes que el año pasado. Los viernes, sábados y vísperas de festivo se prolonga la fiesta hasta las 2.30, 30 minutos menos que en 2016. Las actividades sin música en la calle se celebrarán a diario hasta las dos de la madrugada, media hora menos. Los viernes, sábados y vísperas de fiesta, sin embargo, el permiso se amplía hasta las 3.30, 30 minutos más que en 2016.