Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro ediles expedientados por Podemos niegan ser cargos orgánicos del partido

Los afectados defienden que su compromiso es donar parte de su sueldo solo a Ahora Madrid y piden al comité de garantías que se exprese

Los ediles Guillermo Zapata y Celia Mayer en el pleno de Madrid.
Los ediles Guillermo Zapata y Celia Mayer en el pleno de Madrid.

Cuatro de los siete ediles de Ahora Madrid expedientados el pasado jueves por Podemos han decidido responder de forma conjunta. Se trata de Celia Mayer, Guillermo Zapata, Javier Barbero y Pablo Soto que niegan ser cargos orgánicos de Podemos. "Como cargos públicos, la organización a la que pertenecemos es Ahora Madrid. No pertenecemos a la estructura orgánica de Podemos. Como más de 400.000 personas nos inscribimos hace años en la plataforma Participa de dicha organización", reza el comunicado conjunto difundido en las redes sociales en la noche del pasado jueves.

La tesis de los cuatro ediles para evitar entregar parte de su sueldo a Podemos consiste en reivindicar su aportación a Ahora Madrid, coalición que aupó a Manuela Carmena a la alcaldía en 2015. En opinión de los afectados, ellos deben cumplir solo con la "carta financiera" de la coalición: "Durante estos dos años hemos donado más de 74.000 euros a Ahora Madrid y a otras entidades, cumpliendo el código ético y la carta financiera de Ahora Madrid, construidos colectivamente y que firmamos al presentarnos a las primarias", afirman. Por ello, exigen que el comité de garantías de Podemos intervenga y aclare si puedan seguir participando en los procesos participativos del grupo.

El pasado jueves, Zapata anunció en Facebook su intención de dejar Podemos, mientras que otros afectados admitieron el jueves estar "sorprendidos" por la medida. Además de los ediles mencionados, Podemos ha abierto un expediente también a Pablo Carmona, Montserrat Galcerán, Rommy Arce. Carmona ha criticado en un artículo publicado en Público que "Podemos padece, cada vez más, de los tics de las estructuras de partidos tradicionales", y ha acusado a la formación de Iglesias de "tratar de subordinar a lógicas de partidos a los movimientos municipalistas".  

En su comunicado, la formación liderada en la Comunidad de Madrid por Ramón Espinar advertía a los ediles de Ahora Madrid que están inscritos en Podemos y que, en virtud del código ético aprobado en febrero de 2017 después del congreso de Vistalegre 2, deben donar parte de su sueldo al partido. El código ético de Podemos recoge la compatibilidad entre las cartas financieras de ambas formaciones. Podemos sostiene que la donación de un cargo electo del partido representa un "mandato democrático de obligado cumplimiento".

El compromiso financiero de Ahora Madrid obliga a sus cargos electos a no cobrar anualmente más que el equivalente de cuatro salarios mínimos interprofesional (707 euros al mes). Podemos rebaja este límite a tres salarios mínimos. La diferencia entre los dos compromisos alcanzaría los 9.000 euros brutos anuales. La concejal de Medio Ambiente, Inés Sabanés, ha sostenido este viernes que los expedientes no abren "ninguna brecha en el gobierno de Ahora Madrid".

Ahora Madrid es una coalición instrumental que se creó pocos meses antes de las elecciones municipales de 2015. Formada por Podemos, Equo, IU, Ganemos e independientes, eligió a sus concejales y a su cabeza de lista a través de un proceso de primarias. Si bien el edil Soto se considera un independiente, Mayer y Zapata crearon el año pasado un grupo que se escindió de Ganemos, formación en la que sigue militando Barbero. Todos estos concejales también están inscritos en Podemos. De los 19 concejales de Ahora Madrid, 13 resultan afiliados al partido de Iglesias