Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento rechaza la propuesta de la CUP de expropiar la Catedral

Los antisistema no consiguen ningún apoyo para convertir el templo en una escuela y un economato municipal

Catedral de Barcelona

La CUP de Barcelona se ha quedado sola en su petición de expropiación de la catedral de Barcelona. La proposición, tal y como había anunciado la formación antisistema, ha sido presentada esta noche en el plenario del Distrito de Ciutat Vella. La CUP solicitaba la “socialización forzosa” del templo al que consideraban en “desuso espiritual y religioso”. La formación proponía construir en su interior una escuela de artes escénicas, otra de música, un economato y un espacio de uso vecinal. Todos los grupos han mostrado su rechazo a la iniciativa.

El consejero de distrito de la CUP, Joan Suqué, ha defendido la propuesta asegurando que una ley de 1954 “prevé la expropiación si no se cumple una función social”. Suqué ha criticado la “mofa” que ha generado la iniciativa de la formación antisistema y ha pedido que se dejen de asumir las “leyes franquistas”. La primera en manifestar su voto en contra ha sido la consejera de Ciutadans, Julia Barea: “Alucino. Lo que me parece raro es que no hayáis okupado el templo. Pretendéis convertir la catedral en un nuevo Can Vies”.

La consejera del PP, Elisabeth Jiménez, ha tildado la proposición de surrealista. “Habéis montado el show. Parece o que hayáis sufrido una abducción marciana u os habéis tomado una Coca-Cola en mal estado. Seguís el camino de vuestra maestra Colau”, ha ironizado. La popular ha concluido su intervención defendiendo la labor social de la iglesia.

Una de las consejeras de ERC, María Josep López, se ha limitado a remarcar que la catedral no es el edificio más “adecuado” para albergar una escuela y ha criticado a la CUP por “mezclarlo todo”. El consejero del PSC, Oriol Casabella, sólo ha remarcado: “No se rían del plenario, no apoyaremos propuestas chorras”. El consejero del PDeCAT, Marc Rodes, ha tildado el debate de “estéril” y ha criticado que se presenten proposiciones que “queden lejos de las preocupaciones de los vecinos”. Por su parte, BComú se ha limitado a anunciar que votarían en contra.

Varios vecinos han solicitado el turno de palabra para criticar que no se expropie el templo. Incluso uno de ello ha solicitado que se construya en el interior un memorial para resarcir “los crímenes perpetrados por el Vaticano en nombre de Dios”. Con la propuesta ya rechazada, el consejero de la CUP, Joan Suqué, ha criticado a sus compañeros por mofarse de la iniciativa y ha espetado: “Estoy orgulloso de ni estar en vuestro grupo de whatsapp de consejeros, ni ir a vuestras cenas porque todos sois lo mismo”.