Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dirección de los comunes rechaza apoyar el 1-O al no considerarlo un referéndum

Catalunya en Comú tomará la decisión el sábado y se plantea que los inscritos voten la decisión final

Xavier Domènech y Ada Colau, en un mitin en la campaña electoral del 26-J.
Xavier Domènech y Ada Colau, en un mitin en la campaña electoral del 26-J.

La dirección de Catalunya en Comú, el partido liderado por Ada Colau y Xavier Domènech, se inclina por no apoyar el referéndum de autodeterminación que Carles Puigdemont prevé convocar para el próximo 1 de octubre. La cúpula partido considera que la consulta anunciada por el president "no es el referéndum que Cataluña necesita" y lo considera una "huida hacia adelante", según ha avanzado este jueves TV3. El documento, al que también ha tenido acceso EL PAÍS y que se discutirá el próximo sábado en Terrassa para fijar una posición ante el 1 de octubre, recoge que los comunes estarán a favor de "cualquier movilización" en favor del derecho a decidir pero no concreta cuál será su participación y si llamará a votar en la consulta. En la línea de Podem, la intención de Domènech es que los inscritos acaben tomando la decisión.

Los comunes, los únicos que todavía no se han posicionado oficialmente sobre el referéndum, están realizando estas semanas un intenso debate sobre qué papel adoptar. La mayor parte de los sectores que engloba el partido ha logrado un consenso respecto a que el 1 de Octubre no será, en su opinión, un referéndum. La duda se centra en cómo se concreta la participación. Diversas fuentes de los comunes aseguran que ese punto se fijará en septiembre, cuando tengan ya más datos sobre cómo se despliega la ley del referéndum.

Miembros del partido sostienen, además, que no es del todo seguro que se celebre la consulta -el mismo Xavier Domènech lo ha señalado este jueves- y por ello quieren esperar a que el Gobierno catalán proporcione detalles sobre la logística. El mismo Gerardo Pisarello, teniente de alcalde de Barcelona, afirmó este martes en un debate en La Klau que carecían de datos para decir claramente su posición. "Cuando haya una firma y una convocatoria concreta tendremos más elementos pero no de momento no los tenemos", dijo.

Tres documentos

En el cónclave, se debatirán tres documentos: el de la ejecutiva, que es el que no considera el 1-O un referéndum y que concibe la jornada como una movilización para impugnar el inmovilismo del PP; otro que rechaza frontalmente la participación, y un tercero que lo encara como un referéndum efectivo. "Este no es el referéndum que Cataluña merece y necesita", señala el borrador de la cúpula, aunque apunta: "Por esta razón desde Catalunya en Comú daremos apoyo a todas las movilizaciones que hagan avanzar el derecho a decidir siempre desde el respeto a la pluralidad de opciones en relación a la participación en tanto que somos un espacio diverso como lo es el país". El texto plantea que sean los inscritos los que tomen una posición definitiva en la votación que "será actualizada en función de como avancen los acontecimientos".

Varias fuentes del partido han señalado que posiblemente será en septiembre cuando se concrete su implicación y que sería entonces cuando llamen a la participación de la ciudadanía. En cualquier caso, fuentes oficiales de Catalunya en Comú han precisado esta noche que el texto difundido no es el de la posición definitiva de partido sino solo un borrador. "Siempre hemos dicho que el 1-O iba más en la linea de una movilización que de un referéndum. Los últimos actos del Gobierno no han ofrecido las garantías necesarias para certificar que sea un referéndum efectivo", han sostenido.

El debate de los comunes coincide en el tiempo con la reunión que la dirección de Podem ha celebrado esta noche con los círculos que, mayoritariamente, se mostraron a favor de no considerar el 1-O un referéndum pero sí apoyar la movilización. Albano Dante Fachin, secretario general de Podem, ofrecerá este viernes una conferencia en el Ateneu de Barcelona donde expondrá y argumentará su postura. Los diputados de Podem, a diferencia de los vinculados a los comunes, sí que acudieron a la cumbre soberanista convocada por Puigdemont hace un mes y estuvieron el martes en la sesión informativa en el Parlament sobre la ley del referéndum.

También lo hizo Joan Josep Nuet, líder de Esquerra Unida i Alternativa y miembro de la coordinadora de los comunes. Nuet, miembro de la Mesa del Parlament y que está imputado, ha realizado esta tarde en las redes sociales un apunte bajo una fotografía en la que aparecían los expresidentes José María Aznar, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero en contra del referéndum. "Si en un lado hay urnas y en el otro estos tres, ya sabéis donde encontrarme y donde no", ha afirmado.