Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El día que Barcelona salió del armario

Se cumplen 40 años de la primera manifestación LGBT de España, que se hizo en Barcelona en 1977

Manifestantes por la liberación gay el 26 de junio de 1977 en La Rambla
Manifestantes por la liberación gay el 26 de junio de 1977 en La Rambla

En 1977 todavía estaba vigente la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social, aprobada en 1970 y que había sustituido la Ley de Vagos y Maleantes, modificada por el régimen franquista en 1954 para incluir la represión hacia los homosexuales. Esta ley, derogada completamente en 1995, implicaba multas e incluso el internamiento en prisiones y centros psiquiátricos (a Cádiz iban los "homosexuales de nacimiento" y a Huelva, los "homosexuales permisivos"), donde los individuos eran rehabilitados mediante terapias de aversión. La persecución llegó a una situación límite en 1970, cuando Armand de Fluvià y Francesc Francino decidieron crear en Barcelona el Movimiento Español de Liberación Homosexual (MELH). Roger de Gaimon y Mir Bellgai, pseudónimos detrás los cuales se escondían Fluvià y Francino, eran conocedores de los disturbios de Stonewall (Nueva York) de 1969 gracias a la revista gay francesa Arcadie, y se reunían algunos hombres más en pisos clandestinos. Sin embargo, el movimiento se extinguió hacia 1974 debido a la presión policial.

Muerto el dictador, Fluvià creó en 1975 el Front d'Alliberament Gai de Catalunya, que ha mantenido intacto su anagrama durante estos 42 años: el triángulo rosa como recuerdo del sufrimiento del colectivo durante el nazismo, la bandera catalana como compromiso nacional, y el puño cerrado con la voluntad transformadora y social. El germen del FAGC también permitió que se fundara el Institut Lambda (actual Casal Lambda), el primer centro cultural y de servicios para homosexuales de España. Dos años después, el 26 de junio de 1977, se haría la primera marcha homosexual en España, encabezada por el FAGC.

Unas 4.000 personas se manifestaron a La Rambla de Barcelona, dispersadas por la policía con balas de goma que hirieron gravemente a tres manifestantes, y un cuarto, Oriol Martí, fue detenido en la prisión de la Modelo. 36 organizaciones políticas, sindicales y civiles, entre las cuales estaban la CNT o el PSUC, firmaron un documento que exigía la liberación de Martí, médico de profesión y profesor no numerario (PNN) de la Universidad Autónoma de Barcelona, que "fue maniatado a la espalda, propinándole golpes en los testículos con las rodillas", según denunciaba EL PAÍS. Después de 52 días en la Modelo, Oriol Martí fue liberado.

Los gais, lesbianas, transexuales, pero también jóvenes, libertarias, feministas y sindicalistas gritaban aquel 26 de junio "Amnistia sexual", "No som perillosos", "Nosaltres no tenim por, nosaltres som!". Fue la primera gran manifestación por la liberación LGBT de España, con motivo de los hechos de Stonewall, donde tuvieron lugar una serie de protestas espontáneas y violentas contra un vareo policial la madrugada del 28 de junio del 1969. Este momento se considera como el principal catalizador del movimiento LGBTI en los Estados Unidos y en el resto del mundo.

El día que Barcelona salió del armario

Las imágenes más recordadas de la protesta por la Rambla son de la fotógrafa Isabel Steva, más conocida como Colita. Fluvià no pudo ir aquel día porque se encontraba en las calles de Nueva York celebrando el Orgullo, pero recuerda la repercusión fuera de nuestras fronteras: "El día siguiente de los sucesos en Barcelona, todos los diarios de Nueva York estaban hablando de este hecho insólito de que una serie de homosexuales salieran a la calle en una manifestación. Un escándalo para la España católica, estábamos en una época donde era muy difícil ser homosexual, porque además de ser un peligro social, éramos por definición unos corruptores de menores”, explica. “Para la medicina éramos unos enfermos mentales; para la religión, los peores de los pecadores, y para la sociedad, lo peor de lo peor. Éramos hombres que habíamos abandonado nuestra virilidad para convertirnos en mujercitas", señaló el heraldista catalán el pasado 15 de junio en un acto conmemorativo de los 40 años de aquella concentración.

El importante papel del FAGC

Desde su fundación en 1975, el FAGC ha estado presente en diferentes comunidades autónomas y contribuyó a la creación de la Coordinadora de Frentes de Liberación Homosexual del Estado Español (COFLHEE) en 1977, sustituida el 1992 por la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), de la cual han sido presidentes Armand de Fluvià, el político socialista Pedro Zerolo, y actualmente, el activista Jesús Generelo. “Son 40 años de historia en Cataluña dónde hemos pasado de ser enfermos a no serlo, de ser ilegales y perseguidos a poder denunciar a alguien porque nos insulta”, recordó Eugeni Rodríguez, portavoz del FAGC y presidente del Observatorio contra la Homofobia (OCH) el pasado 15 de junio.

La Concejalía de Feminismos y LGBTI del Ayuntamiento de Barcelona también se ha volcado con un ciclo de actividades y entrevistas a los rostros destacados del activismo LGBTI. “El momento festivo sí que me parece importante porque la lucha es constante, es cada día del año, y la manifestación es un punto de encuentro donde se pone alegría, pero no despolitizada. La islamofobia y la homonacionalismo son al epicentro cuando hablamos de libertades y de deseos”, señala la escritora, profesora y activista Brigitte Vasallo, una de las testigos del Consistorio de Barcelona. Laura Pérez Castaño, regidora de Feminismos y LGBTI, recalca que las celebraciones del Orgullo sean "un pretexto para rendir homenaje a todas las personas conocidas y anónimas que hicieron posible avanzar en la lucha por los derechos de las personas LGTBI en una ciudad como Barcelona, siempre pionera en la lucha por los derechos de toda la ciudadanía".

La ley de defensa de los derechos de LGBTI y para erradicar la homofobia, la bifobia y la transfobia fue aprobada por el Parlamento de Cataluña el 2 de octubre de 2014, siendo pionera en todo el mundo. Fran Sánchez, actual portavoz del FAGC considera esta ley como un regalo después de 40 años de lucha, pero que "se tiene que desarrollar y por eso está el papel de los colectivos y el FAGC, para reivindicar el papel que tenemos y no olvidar que tenemos lucha aquí, en la calle".

La capital catalana acoge desde ayer, Día Internacional del Orgullo LGBTI, varios actos que se extenderán por toda la ciudad. En el Palau de la Virreina tuvo lugar el acto central de la Comisión Unitaria 28 de Junio, que contará con testigos de la primera manifestación LGBTI de Barcelona. Por otro lado, la plaza Universidad acogió a las 19.00 el pregón de inicio del Pride Barcelona 2017, que este año cumple 10 años bajo el lema Silba falta a la LGTBIfòbia en el mundo del deporte. Además, la Torre Agbar se iluminó ayer con los colores de la bandera LGTBI a partir de las 21.30.

Más información