Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una sociedad fundada por un cargo de confianza de la EMT diseñó el cierre de Galileo

El Ayuntamiento defiende que los trabajos han sido realizados por empresa que ofreció la proposición económica más ventajosa

El corte en la calle de Galileo, en Madrid.
El corte en la calle de Galileo, en Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid adjudicó en 2016 la redacción del anteproyecto del cierre de la calle de Galileo a una empresa que fue fundada por la actual directora de Comunicación de la EMT, Marta Serrano. Esta asesora, nombrada durante el mandato de Manuela Carmena, fundó Hécate, SL en julio de 2015, pero la dejó tras obtener el cargo municipal en octubre. Hécate fue seleccionada por el Consistorio sin concurso público para la peatonalización de Chamberí.

Hécate Ingeniería es una sociedad que fue fundada pocas semanas después de que Carmena llegara a la alcaldía, en julio de 2015. Algo más de un año después, esta firma, creada por Marta Serrano Balbuena, actual directora de Comunicación de la EMT, obtuvo un contrato menor (18.000 euros IVA incluido, sin concurso público abierto) para la redacción del anteproyecto de peatonalización de 70 metros de la calle de Galileo.

Para realizar ese anteproyecto, la sociedad realizó tres encuentros con 38 residentes en el distrito de Chamberí para conocer sus opiniones. Concluyó su trabajo con un plan de nueve pequeñas peatonalizaciones del distrito. El tramo de la calle de Galileo, entre las calles de Fernando Garrido y de Meléndez Valdés, fue elegido como el primero a poner en marcha.

La actual directora de prensa de la EMT explicó este lunes a EL PAÍS que dejó Hécate el mismo día (en octubre de 2015) en el que el consejo de administración la eligió para este puesto de confianza. El sueldo bruto de esta ingeniera de Caminos de 35 años es de 80.000 euros. Serrano incidió en que fundó esa sociedad junto con otro ingeniero tras ganar un concurso europeo "relacionado con nuevas tecnologías y movilidad".

Actualmente resulta muy difícil contactar con la firma. Su número telefónico remite directamente al departamento de información de la compañía Orange. Sus administradores no han contestado a los correos electrónicos enviados por este periódico. El actual administrador de Hécate aparece en un documento interno de Ahora Madrid en calidad de "personas del grupo de movilidad del equipo de redacción del programa de Movilidad" del partido.

A Serrano no le extraña que su firma fuera elegida para estos trabajos, a pesar de las vinculaciones existentes con el actual equipo de gobierno. "El Área de Desarrollo Urbano Sostenible tiene sus criterios técnicos. Hécate es una empresa más de las que hay en Madrid formada por profesionales en temas de movilidad y transporte".

La EMT, por su parte, recuerda que Serrano fue nombrada "tras una selección por parte del consejo de administración" de la empresa municipal, si bien no valoran el proceso para elegir Hécate, ya que es "una competencia de Urbanismo". Esta área, dirigida por el concejal José Manuel Calvo, defendió este lunes que el contrato con Hécate "cumple con todos los requisitos del procedimiento administrativo" y que "los trabajos han sido realizados por Hécate por tratarse de la proposición económica más ventajosa". "Los estudios contactados y, naturalmente, el finalmente contratado son los únicos con experiencia en actuaciones de este tipo", añadieron.

Grupos afines

El PP exigirá durante la sesión del pleno de hoy una comparecencia "para que el gobierno municipal explique la contratación sistemática de personas afines a Ahora Madrid", según explicó este lunes José Luis Martínez-Almeida, portavoz del PP. Los populares inciden en que la alcaldesa también deberá responder a la situación de sus concejales Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer por supuestos delitos de prevaricación y malversación en otros contratos sin concurso.

Además de Hécate, las miradas de la oposición se dirigen a otros contratos menores, como los de Gea21 (varios encargos por 100.000 euros), una sociedad que elaboró un estudio sobre viviendas comunales, y de las que otra asesora municipal posee el 1% de sus participaciones. La oposición también denuncia que el Consistorio sigue sin ejecutar el acuerdo del pleno de febrero de 2016 para que todos los contratos menores sean fiscalizados. El Ayuntamiento alega problemas informáticos para no hacerlo.

Una actuación polémica en Chamberí

El cierre parcial del tramo de la calle de Galileo, en Chamberí, levantó las críticas de algunos vecinos que denunciaron la falta de información. Desde el distrito responden que organizaron varias jornadas con los residentes antes de poner en marcha el corte y que este es "experimental".

Tras el cierre, Jesús, de 57 años, agradece que haya más bancos en la zona, pero Mercedes destaca que la situación "ha empeorado". Una tienda de recambios y de reparación de motos teme perder clientes, mientras que otros residentes creen que el espacio se convertirá en área de botellón. El corte de la vía al tráfico ha hecho que la calle haya sido ocupada por las terrazas de los bares.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram