Los comunes se desmarcan y no irán a la cumbre de Puigdemont

Esquerra pide a los 'comunes' que apuesten por el cambio y se sumen al referéndum

Xavier Domenech, en unas declaraciones este lunes en la sede de su partido.
Xavier Domenech, en unas declaraciones este lunes en la sede de su partido.Joan Sanchez / EL PAÍS

Los comunes han reiterado esta mañana que no piensan acudir a la reunión que ha convocado esta tarde Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, para analizar el referéndum de autodeterminación. Xavier Domènech, portavoz de En Comú Podem, ha insistido en que el escenario ideal es convocar el Pacto Nacional por el Referéndum, que es el órgano de “país” que integra a partidos, sindicatos y entidades sociales en favor de la consulta y que representa al 80% de la ciudadanía. El Pacto presentó el día 19 medio millón de firmas en favor de la votación. Podem sí que acudirá al encuentro al alegar que quiere escuchar la posición del president.  Esquerra Republicana de Catalunya ha evitado censurar a Catalunya en Comú por no acudir a la reunión.

Más información

En unas declaraciones realizadas en la sede de Catalunya en Comú, en Barcelona, el diputado ha mostrado su oposición a la cumbre, a la que acudirá el PDeCAT, Esquerra y la CUP, al sostener que se trata solo de una “reunión de partidos” cuando lo que se necesita es un encuentro del Pacto Nacional para dar respuesta a la oposición firme de Mariano Rajoy a negociar la consulta y a replicar así a la escalada verbal de los últimos días en alusión a que La Moncloa ha empezado a insinuar medidas coercitivas.

Los comunes mantienen una calculada ambigüedad respecto al desenlace del proceso secesionista y no piensan tomar en principio una posición definitiva hasta el próximo 1 u 8 de julio. Su postura siempre ha sido defender un referéndum pactado, vinculante jurídicamente y que interpele a las mayorías. Sin embargo, sí que precisan que estarán en cualquier movilización en favor del derecho a decidir. La ejecutiva de Podem sí que ha definido ya en líneas generales su estrategia y considera que el referéndum unilateral no será un referéndum al uso pero en cambio sí que lo apoya como movilización y alienta a la participación. El partido liderado por Albano Dante Fachin ha iniciado un debate entre los círculos para que fijen una posición.

En consonancia con la ejecutiva catalana, Pablo Iglesias ya afirmó este viernes que rechaza el referéndum unilateral pero que lo legitima como movilización. Domènech ya no asistió a la primera reunión del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir que se celebró en diciembre y también entonces criticó la forma en que se convocó. Finalmente, acudió la alcaldesa Ada Colau en representación de los comunes. “La reunión responde a una hoja de ruta del Gobierno y no a un espacio de país. El pacto nacional es la herramienta”, ha señalado.

Por su parte, Esquerra Republicana de Catalunya ha evitado censurar a Catalunya en Comú por no acudir a la reunión que ha convocado Puigdemont. Lejos de optar por la crítica, la secretaria general del partido, Marta Rovira, ha asegurado que "lo importante es conseguir el máximo consenso posible", aunque sí ha lanzado una advertencia al partido impulsado por Ada Colau, una afirmación que va en la línea con el argumento del Partit Demòcrata que, este mediodía, a través de su coordinadora general, Marta Pascal, ha afirmado que es "fundamental llegar al momento decisivo en un contexto de unidad"

"Los comunes, Podemos y todo ese entorno han de escoger si quieren estar con los que impulsamos el cambio o los que quieren permanecer en el inmovilismo", ha dicho. En su opinión, Cataluña se encuentra en ese cruce y es hora de que todos los partidos se posicionen y abandonen la equidistancia. La lectura que hace el partido de Oriol Junqueras es que no se trata de una disputa entre Cataluña y España, sino de "defender la democracia, el cambio real, el progreso" o bien el mantenimiento de stablishment actual para "quedar ancorados en el siglo pasado".

"Vienen los momentos más duros y los demócratas hemos de estar lo más unidos posibles", ha dicho Rovira, quien ha mostrado su convencimiento de que el mundo "se sumará al carro para defender la democracia, el cambio real, el progreso y para abrir un proceso constituyente y en contra los oligopolios".

Esquerra ha quitado hierro a la ausencia de Catalunya en Comú en el encuentro de esta tarde convocado por el presidente de la Generalitat. "Respetamos su decisión, trataremos de encontrar en qué espacio van a sentirse más cómodos para generar este consenso político con todos los demócratas", ha dicho Rovira, quien ha añadido que de lo que se trata es de "alimentar todos los espacios para fijar las condiciones del referéndum".

Rovira ha admitido que el Gobierno del PP utilizará todos los medios a su alcance para impedir el referéndum, pero la dirigente de Esquerra ha aventurado que "el Estado no puede utilizar la amenaza política hasta el final y no volverá a ser un Estado democrático si lleva la represión política hasta el infinito".

"El referéndum lo haremos, pase lo que pase", ha dicho Rovira, después de recordar que la Generalitat y los partidos políticos catalanes han "acumulado" desde que hay democracia 18 peticiones por todas las vías posibles para poder celebrar el referéndum. Por eso, ha rechazado el ofrecimiento del Gobierno de que Carles Puigdemont acuda al Congreso a explicar sus planes de secesión. "Si te lo han hecho ya 18 veces es una manera de decir que no te van a permitir el referéndum", ha zanjado.

La demócrata Pascal no ha cerrado la puerta a celebrar un nuevo cónclave organizado por el Pacto Nacional por el Referéndum, pero ha subrayado la "transversalidad" política que representa "el derecho a decidir" y ha pedido por ello "hacer un ejercicio honesto de lo que pide la gente", en lo que era una apelación directa a la participación del espacio de los comunes. "Haremos lo que haga falta en aras del consenso", ha asegurado Pascal después de la reunión de la ejecutiva de la formación.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50