Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las dietas que Bustos cargó a la FMC ascienden a 9.500 euros

Una juez de Sabadell investiga si el exalcalde malversó fondos pagando su fiesta de 50 años

El exalcalde de Sabadell, Manuel Bustos
El exalcalde de Sabadell, Manuel Bustos

Una comida de 860 euros para celebrar su 50º aniversario, una caldereta en Menorca, mariscadas en familia, 350 euros en una charcutería o zapatillas de niño. Son algunos de los 70 recibos que Manuel Bustos, exalcalde de Sabadell y expresidente de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC) cargó a cuenta de esta entidad en 2011 y 2012 y que ascienden a 9.468 euros. La juez de Sabadell, Beatriz Faura, investiga si Bustos malversó fondos públicos durante su etapa al frente de la FMC.

A Manuel Bustos le gustaba invitar a familiares y amigos para celebrar sus cumpleaños. En 2011, y con motivo de su 50 aniversario, el exalcalde organizó un encuentro con allegados, la mayoría cargos del PSC en Sabadell, en el hotel Beach & Spa Le Meridien, en el Vendrell (Baix Penedès). La factura de la fiesta ascendió a 860 euros y va a nombre de Adolfo Moreno, exsecretario general de la FMC, pero finalmente fue la entidad municipalista la que se hizo cargo del gasto. Un año después, la celebración fue más modesta —227 euros— y todo quedó en familia, tanto los invitados como el restaurante, propiedad de su hermano Francisco Bustos.

El viernes pasado, la juez Faura, que instruye el caso Mercurio de corrupción generalizada en el Ayuntamiento de Sabadell, preguntó a Moreno y Bustos sobre éste y otros 70 recibos que considera que tienen relación con “cuestiones personales” y no con la tarea institucional de Bustos como presidente de la FMC. Según fuentes judiciales, Moreno admitió ante la juez que realmente el encuentro tenía como objetivo celebrar el cumpleaños de Bustos, “pero como había gente del PSC al final acabaron hablando de trabajo y por eso lo pasamos” a cuenta de la Federación. Bustos, en cambio, ninguneó estos gastos y apuntó que posiblemente se le coló alguna factura “por error”, pero aseguró que está dispuesto a devolver las cantidades. El único error que reconoce Bustos es la compra de unas zapatillas para su hijo pequeño por valor de 57 euros en Vitoria.

FMC, ¿entidad pública o privada?

En marzo de 2015, la Audiencia Provincial decidió archivar el pago de supuestos sobresueldos a 40 alcaldes por parte de la Federación de Municipios porque no se podía considerar malversación de fondos públicos, ya que la FMC es una entidad sometida al derecho privado. La juez de Sabadell, en cambio, sigue investigando las presuntas facturas irregulares porque estima que la FMC la forman “exclusivamente sujetos de derecho público”, que sus fondos salen “de las arcas públicas” y que su trabajo tiene como destino “fines públicos”.

Pero la lista de recibos que los Mossos d’Esquadra consideran sospechosos es larga. En un primer informe policial se dudaba de 29 recibos de 2012 que sumaban 4.000 euros, pero un segundo informe policial sobre el ejercicio 2011 eleva la cifra a 70 facturas por valor de 9.500 euros. Los agentes consideran especialmente sorprendentes que algunos recibos estén fechados en fin de semana, festivos destacados y de restaurantes de Sabadell. De hecho, el 6 de enero de 2011, Bustos pasó un gasto de 180 euros de una comida en Barcelona.

La FMC también costeó la verbena de San Juan de 2012 que Bustos celebró con su pareja, Montse Costa —jefa de Gabinete de Bustos en el Ayuntamiento y asesora en la FMC, también imputada en el caso—. La cena íntima consistió en dos mariscadas en el Cangrejo Loco por valor de 125 euros. Costa también celebró su cumpleaños a cuenta de la Federación —232 euros— e invitó a sus padres en un local de La Barceloneta —274 euros—.

La degustación de ostras es una de las preferencias gastronómicas del entorno de Bustos. Y también la comida japonesa. Son habituales las facturas en restaurantes nipones, a los que Bustos asistía con su familia, ya que a su hijo “tenía ganas de ir a un japonés”´, según se desprende de las conversaciones intervenidas por los Mossos. El exalcalde también celebró comidas con dirigentes del PSC o con el periodista Xavier Sardà, siempre a cuenta de la FMC.

Además de los restaurantes destacan gastos de unas vacaciones en Menorca —incluyendo 173 euros de una caldereta y 55 euros del aparcamiento del aeropuerto—, 88 euros de gasolina del coche particular de Bustos en las vacaciones de agosto o 349 euros en una charcutería.

De los 70 recibos investigados, la mayor parte corresponden a Bustos, pero dos los pasó Montse Costa y uno Adolfo Moreno. Todos ellos se incautaron durante los registros efectuados en la FMC a raíz del caso Mercurio. “Estos gastos son de difícil justificación y no atienden claramente al protocolo del presidente de la FMC”, concluye el informe.