Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unicaja mejora su previsión de empleo en Andalucía este año

Analistas Económicos calcula un crecimiento del 2,4% y sitúa la tasa de paro en el 26,9%

Un trabajador, en una plante de placas de calefacción.
Un trabajador, en una plante de placas de calefacción. EL PAIS

El crecimiento de la economía andaluza previsiblemente se ralentizará en 2017, pero el ritmo de creación de empleo podría mantenerse igual al del año pasado. Así lo indica la última previsión de Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del Grupo Unicaja, que vaticina un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) regional del 2,4%, casi similar al dato previsto para España (2,5%) y medio punto por debajo del registrado al cierre de 2016. La subida del número de ocupados podría ser también del 2,4%, una cifra que está por encima de la media española (2,2%) y que supone una revisión al alza del anterior pronóstico, que situó ese avance en el 2,1%.

Ese aumento del empleo, junto a un ligero descenso de la población activa, puede traducirse en una bajada del 7,2% del número de desempleados, por lo que la tasa de paro al final del ejercicio podría quedarse en el 26,9%, en torno a dos puntos menos que en el promedio de 2016. En España se posicionará seguramente en el 17,9%. Andalucía cerró el año pasado con 1.151.100 desempleados y esa cifra podría bajar a 1.068.800 en 2017. Serían 82.300 parados menos. Si se cumplen los cálculos de los expertos, la comunidad creará 68.800 empleos hasta dejar el número de ocupados en 2,90 millones.

La revisión al alza del empleo ha tenido en cuenta los buenos indicadores registrados en el primer trimestre del año, entre ellos, las afiliaciones a la Seguridad Social. El informe de Analistas Económicos, presentado este martes en Málaga, estima que el número de ocupados puede crecer en todos los sectores productivos, a excepción del agrario, para el que se vaticina una caída del 3,1%. Las tasas más elevadas se esperan para la industria y la construcción, con un avance del empleo en ambos casos del 3,7%. El número de trabajadores en el sector servicios, que concentra algo más del 75% de los ocupados en la comunidad, previsiblemente subirá un 2,8%.

Este año será el cuarto consecutivo de crecimiento de la producción andaluza, tras la crisis. La progresión del 2,4% calculada por la sociedad de estudios de Unicaja, similar a la prevista hace un trimestre, se sostendrá en la aportación positiva de los sectores no agrarios. Este podría retroceder un 1,5%. La subida más intensa se espera en la construcción (2,9%), que continúa en niveles muy bajos y en 2016 volvió a caer un 0,6% tras progresar tímidamente el año anterior (1%). El sector servicios, que representa algo más de dos tercios del PIB andaluz, aumentará en 2017 con toda probabilidad un 2,6% y la industria podría aumentar un 2,4%.

Desde el punto de vista de la demanda, el gasto en consumo de los hogares podría avanzar en torno a dos décimas respecto a 2016, hasta una tasa del 2,4%, y el de las Administraciones Públicas ralentizaría su crecimiento y previsiblemente subirá un 1%. Se espera que la inversión tenga un ritmo más dinámico, tras el freno que tuvo en 2016, y se estima que pueda ligeramente por encima del 3%.

Todas las provincias andaluzas cerrarán 2017 con crecimientos de su actividad económica, aunque el ritmo de avance, como ocurre a nivel andaluz, será más moderado. Las mayores subidas se calculan para Almería (2,8%), Granada y Málaga, con una progresión en ambos territorios del 2,6%. Cádiz y Sevilla podrían mostrar tasas similares al aumento medio de la comunidad (2,4%). En Córdoba y Huelva, provincias para las que se pronostica un crecimiento del 2,1%, y en Jaén, del 2%, el avance de la producción será más moderado. La previsión permanece casi inalterable respecto al informe realizado por Analistas Económicos hace un trimestre, en enero. En Sevilla, la previsión de mejora de la actividad económica se ha rebajado del 2,7% al 2,4%.