Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno incluye en los Presupuestos la partida extra del Liceo

El teatro acumula una deuda de más de 4 millones de euros

Una escena de la ópera Werther en el Liceo de Barcelona.
Una escena de la ópera Werther en el Liceo de Barcelona.

El proyecto de los Presupuestos Generales de 2017 incluye partidas extraordinarias por un total de 3,5 millones de euros que se corresponde a la aportación pactada en el Consorcio del Liceo por parte de la administración central para enjugar el déficit de tesorería estructural del teatro. Un déficit que se ha generado por arrastrar una deuda financiera de 15 millones de euros y por la obligada liquidación de las pagas extraordinarias atrasadas de tres años a los trabajadores. Unos compromisos laborales que comportan una dotación extra de un millón de euros anuales hasta 2021. Una cantidad a la que hay que añadir 2,5 millones para afrontar los créditos bancarios —que se están renegociando— y otros 600.000 por inversiones en maquinaria, también anuales, para el teatro.

Esas cantidades suman un monto anual de algo más de 4 millones de euros, según reconocieron toda las administraciones consorciadas: Estado, Generalitat, Ayuntamiento de Barcelona y Diputación. Lo reconocieron, pero hasta que las cifras y las partidas no están en negro sobre blanco no se tiene la certeza que con el proyecto de los Presupuestos parece asegurada. Al menos, así lo han interpretado en el teatro barcelonés. El Liceo ha logrado mejorar sus cuentas en las últimas tres temporadas pero necesita esa aportación extraordinaria durante cuatro años para no entrar en una situación financiera de riesgo.

Diferentes partidas

En los Presupuestos, al Liceo se le otorgan como transferencia corriente —la subvención anual para su funcionamiento ordinario— 7,11 millones de euros. Una partida que en el caso del Teatro Real es de 9,3. En ese mismo capítulo al Liceo se le consignan 1,45 millones como “aportación adicional para necesidades de tesorería”. Es en otro punto, como transferencia de capital, donde están detalladas otras dos partidas con destino al Liceo: “ A la Fundación del Gran Teatre del Liceu” 1.601.000 euros y otra de 450.000 a favor del Consorcio del teatro. Las dos, interpretan en el Liceo, tambien están destinadas a cubrir el déficit estructural aunque aparecen no en el capítulo de transferencias corrientes que, entienden, sería lo más lógico. Una diferencia que en años venideros podría suponer tener que pactar las partidas de transferencias de capital, algo que el Liceo —como decía el escribiente Bartleby— preferiría no hacer.