Podem se suma al partido de Colau tras asegurarse sus demandas

Los podemitas catalanes impulsarán una lista alternativa a la que liderará Xavier Domènech

Xavier Domènech y Ada Colau, en un mitin en la campaña electoral del 26-J.
Xavier Domènech y Ada Colau, en un mitin en la campaña electoral del 26-J.TONI ALBIR (EFE)

Podem no quedará descolgada de la nueva formación promovida por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Finalmente se sumará a la confluencia en la que también participarán Barcelona En Comú, Iniciativa per Catalunya y Esquerra Unida, después de unas intensas negociaciones en las últimas horas en las que se ha respetado la mayor parte de las exigencias que había marcado la rama catalana de Podemos. La necesidad de alcanzar un acuerdo antes del cierre de candidaturas que se votarán en la asamblea fundacional del 8 de abril obligaban a cerrar un pacto lo antes posible.

Más información
Podemos y Colau se aproximan a un acuerdo para la integración en el nuevo partido
Colau asegura que en el nuevo partido “no sobra nadie”
Los inscritos de Podem rechazan por el 62% de los votos el partido de Colau

El resultado de la consulta a las bases de Podem, que el pasado fin de semana votaron en contra de integrarse en la confluencia si no se respetaban sus condiciones, había añadido presión al objetivo de alcanzar un acuerdo.

Podem exigía como imprescindible un código ético, un sistema proporcional de listas abiertas y que los asociados a Podem pudieran votar directamente desde su web sin tener que inscribirse en la de Un País en Comú, promotora de la nueva formación. Finalmente, los militantes de todos los partidos podrán ejercer su voto desde la página web propia de cada formación como reclamaba el partido morado. Podem se asegura también el control de su propio censo, pero cede en el hecho de que se tenga que validar el registro en las votaciones mediante el DNI.

El secretario general de Podem, Albano Dante Fachin, reconoció al actual portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, como el “artífice” del acuerdo, en el que se había implicado también el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Domènech será quien encabezará una de las candidaturas para dirigir la nueva formación, que todavía no tiene nombre. Pero los miembros de su equipo no podrán copar toda la ejecutiva, ya que una de las exigencias de Podem lo impedirá. Cada candidatura podrá tener un máximo de 25 miembros, mientras que está previsto que la dirección de la formación quede integrada por 32 personas, además del coordinador. Así, si Dante Fachin presenta candidatura, como está previsto, y queda segundo, su candidatura podría asegurarse siete asientos en la futura dirección del partido.

El código ético, como reclamaba el partido morado, se validará en la asamblea constituyente del próximo 8 de abril, por lo que estará vigente desde el momento del nacimineto del partido. Una de las premisas será la imposibilidad de asumir créditos anteriores a la creación del nuevo sujeto político y tampoco se permitirá financiación bancaria posterior. Asimismo, los cargos electos tendrán topado su salario a 3,5 veces el salario mínimo interprofesional, según reza el acuerdo.

Domènech celebró el acuerdo en el Congreso, donde coincidió con Iglesias en considerar como “histórico” el pacto de confluencia. Tras el acuerdo, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tuiteó: “Hoy somos más y tenemos más fuerza para construir juntos y juntas”.

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS