Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Encontrarlos con vida está cada vez más complicado”

Amigos y familiares de los desaparecidos en el naufragio del pesquero barcelonés esperan que un submarino inspeccione los restos del hundimiento localizados hoy

Amigos de las víctimas, este martes por la mañana. Foto: Carles Ribas. Vídeo: ATLAS

El patrón mayor de la cofradía de pescadores de Barcelona, José Manuel Juárez, está superado anímicamente por la situación desde que este lunes el buque mercante ruso Midvolga 2 colisionara con el pesquero de arrastre El Fairell. El incidente tuvo lugar ayer a las 15.21 y, mientras que el patrón Xavi Huguet de 45 años y un marinero, Ricard, de 50 fueron rescatados por el propio mercante, el resto de la tripulación, un marinero, senegalés, y el segundo mecánico, de origen marroquí, fueron engullidos por el mar. Una embarcación de inspección marítima de la Generalitat ha localizado este martes el pesquero, por lo que a partir de mañana Salvamento Marítimo podrá inspeccionarlo con su robot submarino.

“Encontrarlos con vida está cada vez más complicado. Yo he hablado con los dos supervivientes y me aseguran que notaron un golpe y un remolino que les hundía para dentro del mar”, ha recordado esta mañana Juárez. “La investigación esclarecerá lo sucedido pero solo sé que el mercante abordó a El Fairell por babor”, ha declarado. Tras denunciar los hechos, Juarez ha querido matizar: “Sé que el mercante podía haber seguido su camino alegando no haberse enterado del golpe, pero lo que hizo fue rescatar a los dos supervivientes”. El patrón mayor de la cofradía no ha querido dar más explicaciones hasta que no concluyan las labores de salvamento que se prevén largas. Una de las hipótesis con la que trabajan los equipos de rescate es que los dos pescadores desaparecidos pudieron quedar atrapados en la embarcación, por lo que hallar el barco hundido era una prioridad para tratar de localizarles.

Durante la mañana, por la cofradía de pescadores de Barcelona han desfilado diferentes amigos y familiares de los desaparecidos. Checkau Mané tiene 37 años, es senegalés y regresaba a bordo de El Fairell tras una jornada laboral que había comenzado poco antes de las seis de la mañana. Sus compañeros de piso, de la misma nacionalidad, han informado este martes por la mañana que lleva años trabajando como marinero. Cada mañana se desplazaba desde La Llagosta para “ganarse la vida pescando”. En Senegal tiene una esposa y una hija pequeña. Sus compañeros de piso han tirado la toalla. “Es imposible que esté vivo”, lamenta uno de ellos.

M’Faddal Sergines tiene 34 años y es de origen marroquí. Había cambiado de barco hace unos meses pero tenía mucha experiencia en el mar. Había alquilado junto con su mujer y sus dos hijas un piso en L’Hospitalet de Llobregat, donde vivía desde hace unos años. Su familia no se ha atrevido a acercarse a la cofradía. Sus amigos sí, aunque no guardan muchas esperanzas.

Desde que ocurrió el accidente todos los esfuerzos se han centrado en el salvamiento de los dos desaparecidos. Paralelamente, la Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer los hechos y depurar responsabilidades. El mismo lunes tomaron declaración al capitán, a un oficial y al marinero del Midvolga 2. Estaba previsto que este martes declararan los dos supervivientes del pesquero pero el testimonio se ha trasladado a este miércoles. También están pendientes de la revisión de la Voyage Data Recorder del mercante (la caja negra del barco). Fuentes cercanas al caso aseguran que los cuatro tripulantes de El Fairell estaban revisando las capturas efectuadas cuando tuvo lugar la colisión. Desde la cofradía no se ha querido dar una versión de los hechos hasta que no finalice la investigación. Aun así, fuentes cercanas a los pescadores aseguran que El Fairell no llegaba tarde a la subasta por lo que iba a una velocidad adecuada y por el carril correcto de entrada al muelle. Se investiga ahora si la embarcación avanzaba con el piloto automático activado o no. 

Fuentes de la Cofradía aseguran que el Instituto Social de Marina ya se ha hecho cargo de la situación de los dos desaparecidos y sus familias. Por otro lado, el cónsul de Marruecos ha visitado, esta mañana, la sede de la cofradía para interesarse sobre las labores de rescate y la situación en que se encuentran los familiares del desaparecido M’Faddal Sergines.

Todas las entidades están coordinando el rescate de los dos desaparecidos. El barco de rescate Guardamar Calíope y un helicóptero de Salvamento Marítimo, prácticamente todas las barcas de la cofradía, además del barco Lluerna, de la Dirección General de Pesca y Asuntos Marítimos de la Generalitat están peinando la zona. La consejera de Agricultura y Pesca, Meritxell Serret, ha anunciado este martes que han localizado los restos de El Fairell a más de 170 metros de profundidad. La Lluerna ha obtenido imágenes submarinas tras rastrear una cuadrícula de 1000 x 1500 metros entre el punto de colisión y el punto donde se hundió el pesquero. En las imágenes se aprecia un objeto de 24 metros de longitud que según un comunicado emitido por el Departamento de Agricultura, Ganadería y Pesca es “totalmente compatible con un barco hundido”.

A las 20 horas está prevista la llegada de la nave Clara Campoamor proveniente de Cartagena y de un vehículo submarino de control remoto (el Rov Comanche) procedente de La Coruña. Estos equipamientos de Salvamento Marítimo se incorporarán este miércoles a las tareas de rescate junto con el cazaminas Sella, de la Armada Española, que ya esta tarde trabajará en la zona de la colisión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información