Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Festival de Cine de Málaga, a partir de ahora ‘en español’

El certamen se abre aún más a Latinoamérica y suma 23 títulos en su sección oficial

El director del Festival de Málaga, Juan Antonio Vigar, durante la presentación. Ampliar foto
El director del Festival de Málaga, Juan Antonio Vigar, durante la presentación. EFE

El Festival de Málaga deja de ser exclusivamente de cine español y se transforma en un certamen de cine en español. El matiz es importante, porque implica que su sección oficial se amplía y no se limita a títulos nacionales, sino que se abre a toda la industria latinoamericana, hasta ahora representada en el apartado Territorio Latinoamericano. El Festival de Málaga Cine en Español llega a su vigésima edición, número redondo, con este cambio de nombre y de esencia y con 17 películas de ocho nacionalidades compitiendo por la Biznaga de Oro. El certamen se celebra entre el 17 y el 26 de marzo.

La sección oficial incluye 23 filmes, seis de ellos fuera de concurso, caso del último proyecto de Álex de la Iglesia, El bar, estrenado en la pasada Berlinale y encargado de inaugurar el festival malagueño. A la hora de seleccionar las cintas, y como parte de ese nuevo espíritu, se ha buscado el máximo equilibrio, con nueve producciones españolas a concurso y ocho iberoamericanas (de Argentina, México, Uruguay, Brasil, Chile, Cuba y Colombia). El director del certamen, Juan Antonio Vigar, ha resaltado este miércoles el “alto interés” que ha despertado esta cita con el cine en español, con 1.585 películas presentadas para intentar competir en alguna de las secciones, que suman cerca de 200 proyecciones.

Como es habitual en los últimos años, el certamen conjuga veteranía y nombres consagrados con directores más jóvenes y contemporáneos. En el primer grupo, además de la presencia de De la Iglesia, destacan el colombiano Víctor Gaviria, que presenta a concurso La mujer del animal, un relato brutal sobre violencia de género, y Selfie, una comedia dirigida por Víctor García León muy alabada por Vigar. El cineasta regresa al Festival de Málaga tras concursar en 2001 con Más pena que gloria. El cubano Fernando Pérez presenta Últimos días en La Habana, proyectada también en la Berlinale.

La sección oficial incluye este año nueve óperas primas. Es muy esperado, tras pasar por el Festival Internacional de Cine de Berlín, el primer largometraje como director de Eduardo Casanova, Pieles. Esteban Crespo debuta en la dirección de largos con Amar y la catalana Carla Simón, con Verano 1993. La participación malagueña, fuera de concurso, incluye El intercambio, de Ignacio Nacho, y la cinta colectiva de terror Maniac Tales, de Kike Mesa. Este miércoles también se han anunciado las películas españolas Brava, de Roser Aguilar, y Plan de fuga, un thriller de Iñaki Dorronsoro.

El resto de películas latinoamericanas a concurso son Me estás matando Susana, del mexicano Roberto Sneider; El candidato, del uruguayo Daniel Hendler; La memoria de mi padre, un melodrama del chileno Rodrigo Bacigalupe; la brasileña Redemoinho, de José Luiz Villamarim; y las argentinas Me casé con un boludo (fuera de concurso), de Juan Taratuto; y El otro hermano, de Adrián Caetano, además de la hispanoargentina Nieve Negra, de Martín Hodara.

Zonazine, que completa la sección oficial con una mirada más vanguardista y alternativa, incluye cinco títulos: Blue Rai, de Pedro B. Abreu; Demonios tus ojos, de Pedro Aguilera; Júlia Ist, de Elena Martín; Llueven vacas, de Fran Arráez; y No quiero perderte nunca, de Alejo Levis. Hay 16 documentales largometrajes a concurso (se han presentado 505) y la sección Afirmando los derechos de la mujer exhibirá 10 títulos.

El Festival de Málaga se integra por cuarto año consecutivo en el Programa para la Internacionalización de la Cultura Española (PICE), que permitirá que directores y programadores de los certámenes de Morelia (México), Vancouver (Canadá), Ámsterdam (Países Bajos) y Estocolmo (Suecia) visiten la ciudad para visionar y seleccionar películas para futuras programaciones. Además, por segundo año, se celebrará la GastroWeekend, que une cine y gastronomía, y hay previsto un encuentro de cine documental dedicado a los caminos de ida y vuelta entre Europa y Latinoamérica. Este año se recupera el área de industria con el foro Spanish Screenings.

El presupuesto para la 20ª edición del certamen malagueño se eleva a 3,3 millones de euros, de los que el Ayuntamiento aporta alrededor de 1,9 millones. La Junta vuelve como patrocinador del evento con 150.000 euros y el Gobierno participa con 100.000 euros. El resto corresponde a sponsors privados.

Más información