Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reducida presencia valenciana en la Madrid Fashion Week

La mayoría de los diseñadores valencianos buscan otras plataformas para sus creaciones

El diseñador Francis Montesinos.
El diseñador Francis Montesinos.

Solo habrá dos diseñadores valencianos en la Madrid Fashion Week Otoño/Invierno 17/18: Francis Montesinos (Valencia, 1950) y Juan Vidal (Elda, 1980). El caudal de creadores de moda que la Semana de la Moda de Valencia permitía mostrar ha quedado muy reducido en cuanto a las grandes pasarelas. Y no es que hayan dejado de trabajar: Madrid no parece atraerles demasiado. Dolores Cortés, Miquel Suay, Amparo Chordá o Alejandro Resta no llevan este año sus creaciones a la capital, prefiriendo otros escaparates donde lanzar sus diseños.

Montesinos sí lo ha hecho. "Madrid Fashion Week va a coger un pulso más alto. Es un aire fresco", explica el diseñador valenciano, aludiendo al cambio de dirección en la pasarela madrileña, que ahora será dirigida por Charo Izquierdo, que ya ha expresado su interés por mejorar la calidad del contenido que se ofrece.

Las diferencias (sobre todo en el aspecto empresarial) con la extinta Semana de la Moda de Valencia son notables, porque la front row, la primera fila de la pasarela donde se sientan los clientes que adquirirán una parte importante de las colecciones, sí existe en Madrid, y es este aspecto el que hace rentable las inversiones que se realizan en la producción de un desfile de estas características.

Con una colección llamada Adán y Eva en el Paraíso Natural, y que está inspirada en Asturias. Después de viajar por medio mundo, Francis se confiesa un enamorado del verde del norte y de su gastronomía y les dedica su colección, con dos estampados estrella, Elogio de la sombra y Hortensia. No es que estar la Madrid Fashion Week sea ninguna novedad para él, pero tras haber pasado su particular calvario, afronta la aventura con fuerzas renovadas.

Francis Montesinos fue acusado de abusos a un menor, pero las acusaciones quedaron en nada. Salvo por el hecho de que su marca, sus contratos y muchos de sus contactos se vieron seriamente perjudicados y tuvo que asumir una travesía por el desierto.

Actualmente Montesinos, con fuerzas renovadas, ha rehecho su equipo y recuperado la mayoría de las posibilidades de funcionamiento de su empresa. Montesinos no es un diseñador que se limite a una colección de moda, sino que incluye en el desfile calzado, para el que colabora con marcas como Nicoboco, y Prêt-à-porter nupcial para Penhalta. E incluso una línea de papelería y hasta fundas para móviles. Su estudio hierve de actividad entre las diferentes líneas de trabajo. Las botas, los abrigos, las modelos, los teléfonos y los colores daban idea de la dimensión de los proyectos.

Juan Vidal también desfila en Madrid. El alicantino anduvo totalmente inaccesible en las semanas anteriores, encerrado en el taller familiar preparando su colección La Belle Marie tras haber cosechado una buena trayectoria en la plataforma capitalina. Procedente de una familia con raíces en la ropa (su padre, sastre y su madre, propietariad de una tienda de ropa) que ahora está integrada en el equipo del joven diseñador.

Piezas con reminiscencias orientales en verdes, ocres y negro, con presencia de chiffon, aderezado con plumas y cintas orientales, son el corazón de su colección y no cabe duda de que este ganador del Who's Next 2013, el premio que conceden Vogue e Inditex, ha adquirido notoriedad desde sus primeros pasos en la pasarela valenciana y, más recientemente, desde que la reina Letizia apareció con uno de sus vestidos.

Sus eclécticas influencias —Chanel,Gaultier, Moschino, Balmain— le han valido ascender hasta ese punto, encumbrado por la crítica y cada vez más conocido por el público general. La pasarela madrileña ha premiado a Juan Vidal en un par de ocasiones como mejor colección, y en esta ocasión volvió a hacerse acreedor de los aplausos de la pasarela.

Más información