Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Tebas dice que el mercado de los derechos del fútbol era “una selva”

El presidente de la Liga responde en la Asamblea sobre los contratos de Telemadrid con Atlético y Getafe

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, ha declarado esta mañana ante la comisión de investigación de la corrupción de la Asamblea de Madrid sobre la compra de los derechos audiovisuales de los partidos de fútbol del Atlético de Madrid y el Getafe por parte de Telemadrid. Ha asegurado que la adquisición de esos valores (por 300 millones de euros) en 2007 se realizó "a precio de mercado”, porque la inversión se preveía a cinco años. “Igual hasta se quedaron bajos, viendo la evolución posterior de los derechos”, ha puntualizado.

Javier Tebas, presidente de la Liga Profesional de Futbol, hoy, en la comisión de investigación de la corrupción de la Asamblea de Madrid.
Javier Tebas, presidente de la Liga Profesional de Futbol, hoy, en la comisión de investigación de la corrupción de la Asamblea de Madrid.

El directivo ha señalado, al mismo tiempo, que esas operaciones eran “una partida de ajedrez” y que la situación del mercado en ese momento, cuando los derechos se vendían de forma individual era “una selva, un auténtico galimatías”.  Las compraventas eran tan complicadas, que "si ya nos cuesta entender a los que estábamos dentro lo que pasaba en aquellos tiempos, es muy difícil que los políticos lo puedan comprender", ha declarado el directivo a los periodistas tras la intervención. Tebas era entonces vicepresidente de la Liga de Fútbol Profesional.

Telemadrid y Caja Madrid constituyeron en 2007 una sociedad conjunta, Madrid Deporte Audiovisual (MDA), con la finalidad de explotar los derechos de transmisión por televisión de los partidos de fútbol que jugaran en la Liga de Primera División los clubes madrileños del Atlético de Madrid y Getafe. Telemadrid controlaba el 49% del capital y Caja Madrid un 47,5%, mientras que el resto de las acciones se repartían entre el Atlético de Madrid con un 2,5% y el Getafe con un 1%. El trato también implicaba la adquisición de determinados derechos de publicidad y audiovisuales y televisivos de los encuentros amistosos. 

Las pérdidas que supuso la iniciativa para el ente público no están todavía cuantificadas, aunque el presidente del comité de empresa de Telemadrid, Luis Lombardo, declaró en la Asamblea de Madrid en febrero de 2016 que las pérdidas después de revender los derechos a Mediapro en 2010 superaron los 24,4 millones.

“Si el objetivo era tener capacidad en una mesa de televisión para negociar y poder emitir otros partidos en abierto, la estrategia [de Telemadrid] era la correcta”, ha puntualizado. Otra cuestión, ha añadido, si la meta perseguía un tema económico, era más complicado”. Lo importante, en su opinión, es que teniendo al Atlético de Madrid se conseguía una buena posición por la capacidad de bloqueo que se adquiría para obtener la emisión de otros partidos en abierto, porque las televisiones de pago “no los tenían”.

Tebas ha respondido a los diputados que, en su opinión, no habría sido necesario crear una empresa para llevar a cabo ese tipo de operación, aunque de esa forma se diluía el riesgo al entrar en la operación la entidad bancaria. A pesar de que Caja Madrid “no era una entidad experta en ese tipo de compras” y el negocio era de “riesgo mayor que el empresarial”. Pero también se debe tener en cuenta, ha aclarado, que los clubes con muchos años de existencia no desaparecen y las mercantiles sí. A este respecto, la diputada del PSOE le ha espetado que no “parece muy serio que se corran riesgos con dinero público, lo que no sabemos todavía es el porqué y eso es lo que tenemos que dilucidar”.

El problema, ha explicado Tebas, se desencadenó cuando en abril de 2010 la Comisión del Mercado de la Competencia cambia las reglas del juego, y acota ese tipo de contratos a tres años, reduciendo el acuerdo firmado con los clubes en dos temporadas. Afectó mucho, porque, ha aclarado Tebas, en las tres primeras temporadas se “suele perder y ganar los dos siguientes”.


Por su parte, el nuevo director general de Telemadrid, José Pablo López, ha manifestado  este viernes que lo "único" que le ha pedido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, es que la cadena sea "sostenible".

Así lo ha expresado en un encuentro organizado por The Experience Club, donde ha sido preguntado por la presión política que se ha venido denunciando en las cadenas autonómicas. En este sentido, ha indicado que actualmente hay una situación política que le permite trabajar "con independencia".

"Cifuentes lo único que me ha pedido es que sea sostenible. No me ha pedido nada más", ha asegurado el nuevo director, que tomará posesión de su cargo a mediados de mes, y que ha añadido que el objetivo de todos es "acabar con la información gubernamentalizada", después de años de críticas de supuestas injerencias por parte del Gobierno regional.

En su opinión, un director general no puede estar "encima de la  escaleta" aunque sí que ha reconocido que está en su derecho de cambiar a los directores de informativos si no se tiene confianza en ellos.Sobre la sombra de la privatización, López ha negado que se esté pensando en ello, en la misma dirección que lo ha hecho ya en ocasiones la presidenta madrileña. Cifuentes lo ha descartado, al igual que cerrarlo, siempre y cuando el ente público sea sostenible, como le ha pedido al nuevo director.

 


Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información