Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición ve “irreal” el retraso del AVE a finales de 2019

Todos los grupos políticos recriminan el "servilismo" de Feijóo con el ministro de Fomento

Un tren circula junto a las obras del nuevo túnel de O Padornelo tras salir del actual, que se seguirá usando para la alta velocidad.
Un tren circula junto a las obras del nuevo túnel de O Padornelo tras salir del actual, que se seguirá usando para la alta velocidad.

Nadie cree en el quinto plazo de la llegada del AVE a Galicia anunciado este martes por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo: el último trimestre de 2019 y a modo de prueba. La solemnidad con la que Feijóo había comprometido, en su sesión de investidura de hace apenas tres meses, que la fecha de 2018 era “irrenunciable” lleva ahora a todos los grupos políticos a cuestionar su palabra y a echarle en cara que en sus últimas campañas electorales ya había anunciado que si ganaba el PP “habría AVE en 2016”.

En Marea, PSOE y BNG claman contra “la sumisión” del presidente gallego ante el ministro de Fomento y expresan su convencimiento de que el nuevo plazo es , como todos los anteriores, irreal. “Llegará más tarde a Galicia que los humanos a Marte”, ha resumido el sentimiento colectivo la líder del BNG, Ana Pontón, que ha exigido a Feijóo que pida perdón a los gallegos por “sus mentiras” sobre esta cuestión. Los socialistas creen que no se acabarán las obras hasta 2022 “como mínimo” considerando que no se ha incluido en la nueva previsión el tramo Taboadela-Ourense.

Feijóo se ha topado en Madrid con su propio partido. Fortalecido por su amplia victoria en las autonómicas del pasado septiembre (elecciones a las que accedió a presentarse a modo de favor a su organización y especialmente a Rajoy) el presidente gallego optó por echar un pulso al nuevo ministro de Fomento e insistir en la fecha de 2018 para la inauguración de la línea de alta velocidad entre Galicia y Madrid. Era su gran apuesta para esta legislatura. Perdió: De la Serna ha puesto un nuevo plazo.

La oposición no solo le recrimina ahora a Feijóo su “mentira”, sino que califica de “escándalo” que haya “asumido en silencio” el nuevo plazo. Una actitud que el portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, ha tildado de “servilismo”. “Es la crónica de una rendición anunciada”, sentenció Villares sobre el papel de Feijóo, “un buen subordinado”, en el encuentro con De la Serna. El portavoz de En Marea considera como un “engaño flagrante” la nueva fecha y recrimina a Feijóo que tragase “con la chambonada” de que el último tramo de Ourense discurra sobre la vía actual: “una auténtica burla”.

“Quizás Feijóo no tiene tanto peso político en el PP estatal”, conjeturó este miércoles la viceportavoz parlamentaria del PSdeG, Patricia Vilán. El BNG tampoco cree que la fecha anunciada sera real. La falta de ejecución de las obras del AVE en los últimos años “por importe de al menos un millón de euros” supone para los socialistas “un auténtico agravio para Galicia”. “Feijóo está ofreciendo pulpo como animal de compañía”, ha ironizado Pontón este miércoles tras recriminarle al presidente gallego que haya venido de la reunión con el ministro en Madrid “con la foto de la mentira”.

Convencidos de que el nuevo anuncio es “un nuevo cuento” sobre la llegada de la alta velocidad a Galicia (de momento solo hay un tramo), los nacionalistas insisten en su petición de modernización del ferrocarril y reclaman que todo el recorrido tenga al menos doble vía y electrificación. Insisisten también en la demanda de la línea interior entre Lugo, Sarria, Monforte y Ourense y de los servicios de cercanías.