Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno valenciano extingue los conciertos de Bachillerato y FP para revisarlos

Se mantendrán aquellos que sean necesarios para cubrir las carencias de la pública

Alumnos en un centro educativo valenciano. Ampliar foto
Alumnos en un centro educativo valenciano.

El Gobierno valenciano va a revisar la vigencia de todos los conciertos educativos de Bachillerato y Formación Profesional. El decreto publicado este martes en el Diario Oficial de la Comunidad Valenciana establece que solo se mantendrán aquellos que resulten necesarios para cubrir las carencias del sistema público. En estos momentos 28.000 alumnos estudian en los 103 centros valencianos que tienen el bachillerato concertado y los 73 que disponen de ciclos de FP bajo el mismo régimen. El PP valenciano ha afirmado que vigilará la legalidad de la medida.

La Generalitat no dispone de datos detallados de cuántos centros podrán perder el concierto. Al tratarse de etapas educativas no obligatorias, la Administración autonómica gobernada por los socialistas y Compromís no está obligada a mantener las subvenciones, que de hecho no existen para estos cursos en gran parte de España. El cálculo va a hacerse municipio por municipio en función de la demanda existente.

Fuentes de la Generalitat aseguran, sin embargo, que no habrá una supresión generalizada de conciertos, que podría alcanzar como mucho, aproximadamente, al 25% de los que ahora están en vigor. Los criterios para decidir cuáles permanecerán serán "objetivos", señala la Consejería de Educación.

Los conciertos en estas dos etapas se establecieron durante el gobierno del expresidente autonómico Francisco Camps. Los acuerdos se establecieron por cuatro años y se prorrogaban de forma automática.

En 2017 vence su vigencia y la nueva orientación se basa, según la Generalitat, en calcular qué oferta escolar sostenida con fondos de la Administración (esto es, la suma de públicos y concertados) resulta necesaria.

"Si hay cinco demandas de centros educativos para concierto en una población que solo necesita cuatro, priorizaremos los que tienen que tener el concierto. Concertaremos en función de la demanda real y no en base a criterios discrecionales como pasaba antes", ha afirmado el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà.

La renovación de conciertos, allí donde haya más petición de subvención que necesidades se hará sobre la base de los siguientes criterios. Se mantendrán en primer lugar las cooperativas, siguiendo el criterio general de la ley de ámbito estatal, que en la Comunidad Valenciana no llegan a una decena.

Población desfavorecida e innovación

A continuación se concertarán las llamadas antiguas filiales, aquellas "empresas que han estado concertadas históricamente, antes de que hubiera un sistema público generalizado". El tercer criterio será el de aquellos centros que atiendan a "población desfavorecida". La determinación de qué se considera por población desfavorecida la realizará la dirección general de Política Educativa.

El siguiente criterio será el de aquellos centros que aplican "experiencias educativas innovadoras", que también serán valoradas por la dirección general de Política Educativa. A continuación se primará a los institutos que atiendan a alumnos de su área geográfica de escolarización. Y, por último, los que hayan contratado profesores despedidos de otros centros como consecuencia de la supresión de conciertos.

El consejero Marzà ha señalado que, si dependiera de la Generalitat, no se mantendrían los conciertos con centros que segregan por sexo, pero que retirarlos por tal motivo no es posible porque lo impide la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

Más información