Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid investiga un caso de desvío de fondos en compras informáticas

El Ayuntamiento destituye al subdirector del organismo de Informática del Consistorio

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato.

El Ayuntamiento de Madrid abrió a finales de diciembre una investigación interna para averiguar si hubo un posible caso de desvío de fondos vinculado a un contrato de dos millones para la compra de productos informáticos. Tras recibir una denuncia sobre la posible emisión de albaranes falsos de una firma tecnológica o de sus subcontratas —que habrían permitido a miembros del organismo de Informática del Ayuntamiento (IAM) crear una contabilidad B—, los representantes del Consistorio decidieron bloquear el contrato. De momento, "y de forma preventiva", se ha destituido al subdirector del IAM.

Las alarmas sobre la posibilidad de que, a través del organismo autónomo de Informática del Ayuntamiento, se desviaran fondos de manera ilegal se activaron en noviembre. Un denunciante alertó al coordinador general de la Alcaldía de Madrid, Luis Cueto, de que, mediante la falsa entrega de productos informáticos, alguien del IAM pudo quedarse con el dinero de los equipos no entregados y obtener de la empresa otro tipo de servicios no acordados.

Carmona: “Hay que llegar hasta el final, caiga quien caiga”

El concejal del PSOE Antonio Miguel Carmona, portavoz de la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones del Ayuntamiento de Madrid, dirigió una carta a la gerente de la ciudad, Carmen Román, responsable del organismo informático del Consistorio. En su misiva, el socialista pide que se aclare el supuesto caso de desvío de fondos que investiga el Gobierno municipal. “Hay que llegar hasta el final en la investigación, caiga quien caiga”, manifestó ayer el edil socialista, quien destacó su sorpresa ante los hechos. “No me ha resultado agradable descubrir una presunta contabilidad b, irregularidades en la gestión de contratos y presuntas falsedades en documento público”, dijo.

Carmona, que también fue candidato del PSOE en las últimas elecciones municipales y portavoz del grupo en el Ayuntamiento, sostuvo que lo más importante es averiguar todas las responsabilidades y aclarar si hay miembros del equipo de gobierno de Ahora Madrid involucrados.

El Ayuntamiento defendió que la investigación es reservada, y que no se puede saber si miembros del Ejecutivo han sido citados para que den su versión de los hechos. De comprobarse la existencia de un tipo de trama delictiva, se trataría del primer caso de este tipo durante la alcaldía de Manuela Carmena y el gobierno de Ahora Madrid, la confluencia de fuerzas que orbita alrededor de Podemos, en la capital.

El coordinador de Alcaldía dio credibilidad a la denuncia. Informó a Carmen Román, gerente de la ciudad y responsable política del IAM, con el fin de que averiguara los hechos. A finales de diciembre, es decir, un mes después de la firma del contrato con la firma tecnológica, el Ayuntamiento abrió un "procedimiento de información reservada para comprobar el alcance de los hechos", tal y como adelanta EL PAÍS.

El Ayuntamiento, dirigido por Manuela Carmena (Ahora Madrid), destituyó "de forma preventiva" al subdirector del IAM, Francisco López, "por un posible caso de mala práctica administrativa". "Los indicios de la primera denuncia que nos llega señalaban a esta persona", explicaron desde el Consistorio. Su firma aparecía en el contrato investigado y su cese se debe a este hecho, agregaron las fuentes oficiales consultadas.

El contrato con la empresa tecnológica, que subcontrató a otras dos firmas de telecomunicaciones para la entrega de los productos, se bloqueó cuando la inspección de servicios del Ayuntamiento abrió el citado procedimiento de investigación para "comprobar el alcance" de lo que había ocurrido. Las pesquisas internas, cuyos resultados podrían emerger dentro de diez días, aclararán si existen indicios de delito y, a partir de entonces, si el Ayuntamiento recurrirá a la fiscalía.

La investigación es "un procedimiento ordinario", defendieron desde el Consistorio, puesto que aún están averiguando los hechos y se sigue sin haberse comprobado la existencia de un eventual delito. El análisis que se está llevado a cabo es "reservado e independiente" y no depende directamente de los miembros del gobierno municipal, agregan desde el Consistorio.

De momento, el Ayuntamiento asegura que se han pagado únicamente los productos efectivamente entregados, por un valor de 388.000 euros, sobre un total de dos millones. Del contrato firmado en noviembre, la "mayor parte" de lo acordado no ha sido entregado, detallaron desde el Consistorio: "Una persona del IAM parece que quería apuntar conceptos de este contrato que aún no se había ejecutado".

"Hemos llegado a tiempo", consideraron desde el Ayuntamiento, aunque se niegan a hablar con rotundidad de "albaranes falsos". Prefieren referirse al caso como relacionado con un del supuesto asunto de "mala práctica".

La empresa contratada, y que a su vez subcontrató con otras dos firmas, es uno de los gigantes del mundo del sector informático. En particular, se encarga de productos vinculados al almacenamiento de datos, instalación de servidores y proyectos de aceleración digital. Su negocio está especializado en la mejora de las prestaciones cibernéticas y digitales en empresas y entes públicos.

Contabilidad escondida

En concreto, la denuncia recibida por Cueto señalaba la posibilidad de que alguien del organismo de informática del Ayuntamiento utilizara el dinero dispuesto para la adquisición de los equipos y productos para crear algo equivalente a una bolsa, o contabilidad escondida. Con estas cantidades se adquiría otro tipo de materiales y servicios a espaldas al Ayuntamiento.

El concejal del PSOE, Antonio Miguel Carmona, en calidad de portavoz de la Comisión de Reclamaciones y Sugerencias del Ayuntamiento, pidió oficialmente informaciones a Carmen Román sobre este caso. "No podemos consentir que presuntamente se firmen albaranes y partes falsos para dedicar el dinero público a aquello que mejor no imaginar", señaló el edil, quien manifestó su interés en que el caso se aclare según las formas debidas y lo antes posible.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información