Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña registra dos divorcios por cada tres bodas

La comunidad tiene la tasa de separaciones más alta de España

Dos novios en el Gòtic de Barcelona.
Dos novios en el Gòtic de Barcelona.

Por cada boda y media, Cataluña registra un divorcio. En 2015, la comunidad celebró 26.873 enlaces y certificó 18.898 rupturas matrimoniales entre nulidades, divorcios y separaciones. El fin de la crisis vuelve a animar a las parejas mal avenidas a enfrentar los trámites y las consecuencias económicas de una separación. Cataluña tiene una tasa de separaciones de 2,6 por cada 1.000 habitantes, la más alta de España, con una media de 2,2.

“Cataluña tiene una sociedad más laica, donde hay menos influencia de la iglesia católica. Además, que el régimen matrimonial sea de separación de bienes, hace que las parejas puedan actuar de forma más individual y que disolver el matrimonio dé menos miedo”, justifica María Ángeles Félix, catedrática de derecho eclesiástico del Estado en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. De las 101.357 rupturas matrimoniales que se registraron en España en 2015, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), 18.898 se dictaron en Cataluña.

La docente, que también es miembro de Tribunal Eclesiástico de Barcelona, asegura que el fin de la crisis ha influido en el repunte de las separaciones. En 2013, en plena recesión, se notificaron 18.584 rupturas, la cifra más baja de la última década.

Aunque el número de nulidades eclesiásticas sigue siendo anecdótico en el conjunto de rupturas, las sentencias favorables de los tribunales eclesiásticos se han casi duplicado en un año, de 33 a 52. “En un contexto de crisis, una pareja con una crisis conyugal busca el primer remedio, que es el divorcio. Y si lo tienen, no tienen prisa por pedir la nulidad porque supone otro gasto. Por eso cuando se sale de la crisis, hay un auge de nulidades", señala Félix. Además, los criterios para conceder nulidades se han flexibilizado.