Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP denunciará ante la Fiscalía la manifestación policial en su contra

El sindicato mayoritario de Mossos critica el "populismo" de la marcha y que "ataque a una fuerza política concreta"

Marcha de Mossos d'Esquadra y urbanos este martes en Barcelona.
Marcha de Mossos d'Esquadra y urbanos este martes en Barcelona.

La CUP ha anunciado este miércoles que denunciará ante la Fiscalía especializada en delitos de odio y discriminación y el Síndic de Greuges la manifestación en su contra llevada a cabo mayoritariamente por mossos d’esquadra y guardias urbanos ayer en Barcelona porque considera que es de extrema derecha. “La defensa o la ignorancia, como si no hubiese existido la manifestación como la que ayer sacaron adelante sindicatos sectarios y marginales, vinculados a la extrema derecha, es muy grave, es abrir la puerta al fascismo”, ha reprochado la diputada anticapitalista Mireia Vehí en el Parlament.

“Es gravísimo”, ha añadido Vehí, y ha afeado que los partidos de Gobierno no se hayan pronunciado al respecto. “El silencio es complicidad con la extrema derecha”, ha concluido la diputada, que considera que así se le da "oxígeno". En la marcha participaron unos 1.500 policías que clamaban por la “dignidad policial”. Tanto en los carteles que convocaban a la manifestación, como en las declaraciones  de algunos portavoces sindicales había alusiones directas al “acoso” que dicen sentir por parte del partido anticapitalista.

Solamente el PP se ha referido de forma directa a la manifestación. “Ayer todos los cuerpos de seguridad hicieron historia, por desgracia de forma negativa. Tuvieron que salir a la calle para pedir respeto a su trabajo, a su profesionalidad. Un respeto que ellos focalizan en la CUP, que es verdad que es un partido que no cree en las fuerzas de seguridad, no es nada nuevo”, ha dicho Alberto Villagrasa. A pesar de las críticas, los anticapitalistas no han presentado una enmienda a la totalidad de los presupuestos de Interior que se han debatido en el Parlamento. La CUP permitirá así que continúe la tramitación de las cuentas del departamento que dirige Jordi Jané.

El sindicato mayoritario de Mossos, SAP-FAPOL, se ha desmarcado también de la marcha, que ha tachado de “populista”, y ha señalado la “incoherencia de atacar una fuerza política en concreto” y pedir a la vez “neutralidad” a los dirigentes políticos. “Nuestro sindicato defiende y pide respeto por la estricta neutralidad política de los cuerpos policiales”, asegura.

También ha reprochado “las conductas peligrosas” de otra fuerza sindical, USPAC, que tiene un peso minoritario en el cuerpo. “Rechazamos y condenamos el tuit de ayer, antes de la manifestación”, sigue el sindicato, en referencia a una imagen que colgaron donde se podía leer all perroflautas are bastards. En todo momento, SAP ha defendido que ni la manifestación ni ese tuit de USPAC representa a todo el cuerpo.