Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El crecimiento económico y de empleo se modera en Andalucía, según Unicaja

El avance del PIB puede situarse en 2017 en el 2,4%, frente al 2,9% del año pasado

Un soldador repara una puerta de una cochera en Sevilla.
Un soldador repara una puerta de una cochera en Sevilla.

La última previsión de Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del Grupo Unicaja, apunta a una ralentización del ritmo de crecimiento de la producción y del empleo en 2017 en la comunidad. El Producto Interior Bruto (PIB) puede crecer en el conjunto del año un 2,4%, tasa similar a la prevista para España y medio punto inferior a la que se estima para el cierre de 2016, que puede llegar al 2,9%. El número de personas ocupadas podría subir un 2,1% en el actual ejercicio, frente al crecimiento del empleo del 2,7% registrado el año pasado.

El pronóstico apunta a que 2017 será el cuarto año consecutivo de crecimiento de la economía, aunque con registros más discretos que en 2016. La sociedad de estudios de Unicaja ha rebajado levemente la previsión de avance de la producción respecto a su informe anterior, que apuntaba a un aumento del 2,5% al cierre de este año. Si se cumple el vaticinio, se mantendría “la fortaleza” de la demanda interna, con una subida del consumo privado del 2,5%. El de las administraciones públicas se situaría en el 1,2%, frente al 2,2% del año pasado. El ritmo de crecimiento de la inversión podría acelerarse hasta el 3%.

El informe, presentado este miércoles en Málaga, indica que todos los sectores productivos, excepto la agricultura, tendrán una aportación positiva al PIB, con subidas por encima del 2%. El sector agrario podría retroceder un 1,9% (en 2016 ha crecido un 4,9%) frente a los aumentos en construcción (2,8%), servicios (2,6%) e industria (2,2%). Respecto al mercado laboral, la estimación de Analistas Económicos señala una moderación en el crecimiento del empleo. La subida podría ser del 2,1%, con 2,90 millones de ocupados al final de 2017, frente a los 2,84 millones de 2016, en el que ha habido una progresión del 2,7%.

El número de parados podría bajar un 5,7% al cierre del actual ejercicio hasta los 1.086.500. Serían 66.100 desempleados menos que en 2016, ejercicio en que esa reducción fue del 9,6%. En caso de que se cumplan estos cálculos, la tasa de paro puede quedar al final de 2017 en el 27,2%, un 1,6% inferior a la del año pasado. El empleo del sector agrario, que en 2016 registró un aumento del 12,6%, podría caer un 3,7% en 2017. En la construcción también se reducirá, pero se estima un aumento del 2,2%.

El avance será del 3% en la industria y del 2,7% en el sector servicios. Todas las provincias registrarán previsiblemente en 2017 un crecimiento de su actividad económica. Igual que ocurre en el ámbito regional, será menor que en el ejercicio anterior. Almería (2,8%), Sevilla (2,7%) y Málaga (2,6%) serán los territorios mejor posicionados y registrarán los mayores aumentos. Detrás se situarán Cádiz (2,5%), Granada (2,4%), Huelva (2,2%) y Córdoba y Jaén, con una subida de su PIB del 2%. La previsión se ha rebajado en todos los casos respecto al informe elaborado hace un trimestre por los expertos de Analistas Económicos.

Más información