Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ANC inicia la campaña del ‘sí’ antes de que se convoque el referéndum

Los actos arrancan en Sant Feliu del Llobregat con el fin de atraer a votantes del PSC y de los comunes

Jordi Sánchez, líder de la ANC, de pie, posa con una ventana con el lema Fem futur.
Jordi Sánchez, líder de la ANC, de pie, posa con una ventana con el lema Fem futur.

El independentismo catalán se ha conjurado para celebrar este año, como muy tarde en septiembre, el referéndum secesionista aunque sea sin la autorización del Estado. La consulta no se ha convocado aún pero la campaña en favor del ya ha arrancado. La Asamblea Nacional Catalana, la entidad que ha organizado las marchas multitudinarias de las Diadas de los últimos años, empezó ayer en Sant Feliu de Llobregat los actos en favor de la votación y explicando las efectos positivos que comportaría, según la entidad, una eventual república catalana.

Bajo el lema Fem futur, la ANC inició la gira en Sant Feliu de Llobregat, municipio del Baix Llobregat donde el secesionismo topa con mayor resistencia. El pistoletazo de salida se concibió como una fiesta lúdica y con actividades infantiles con una chocolatada y palomitas incluidas. Con un cartel con la elocuente imagen de una pareja con un bebé en brazos y un convoy detrás, el mensaje es que “hay trenes que solo pasan una vez en la vida”.

Jordi Sánchez, presidente de la ANC, explicó que la campaña persigue acercar a los votantes del Partit dels Socialistes y del espacio de los comunes a posiciones independentistas. Este segmento de electores tiene un peso demográfico importante en las comarcas más pobladas, donde el secesionismo contabiliza menos seguidores.

Ciudadanos: "Hay que salir del bucle"

Ciudadanos cuestionó ayer que la ANC empezara una campaña porque dijo que lo está de forma “permanente desde hace muchísimos años”. Carlos Carrizosa, portavoz en el Parlament, dijo que el independentismo ya hizo el 9-N, unas elecciones tachadas de plebiscitarias el 27-S y luego impulsado unas estructuras de Estado. “Dijeron que los catalanes ya habían decidido y resulta que no”, espetó. El diputado instó a salir de “este bucle, de este día de la marmota, de esta bicicleta estática” para que los partidos trabajen en lo que en su opinión solo importa a los catalanes: “la educación, sanidad, servicios sociales y duplicidad de administraciones que son tan caras e ineficientes”.

Los organizadores de la campaña quieren poner el acento en las razones para sustentar las eventuales bondades del “sí” prescindiendo de las cuestiones estrictamente identitarias. Por ello, se apelará por ejemplo a la falta de inversiones en infraestructuras del Gobierno central en Cataluña. Esa reclamación es compartida por Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Los actos también pivotarán sobre los ejes de regeneración democrática y la necesidad de mejorar el Estado del Bienestar. Sánchez se alineó con Puigdemont y no desdeñó que el referéndum se pudiera hacer en todo el Estado siempre y cuando se respete el resultado de Cataluña. “El futuro de Cataluña solo tiene que obedecer a lo que decidan sus ciudadanos”, zanjó.