Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskadi se propone desligar la RGI de la subida del salario mínimo

La consejera Artolazabal defiende esta medida por razones de "equidad, justicia social y sostenibilidad"

La consejera de Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, este martes tras el consejo de Gobierno.
La consejera de Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, este martes tras el consejo de Gobierno.

El Gobierno vasco se ha ratificado este martes en su decisión de desvincular la subida de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) de la del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), en contra de lo que establece la ley vasca, y propone ajustar el incremento de la ayuda social a la variación del IPC del pasado año. La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha justificado esta decisión por razones de "equidad, justicia social y sostenibilidad".

El consejo de Gobierno ha aprobado hoy el aumento de la RGI en un 1,5%, adecuándola a la subida del IPC en 2016, y no en función del SMI, que este año ha subido un 8% y ha quedado fijado en 707,60 euros mensuales, según el Real Decreto aprobado el pasado 30 de diciembre por el Gobierno central. La medida del Gobierno vasco, con el apoyo del bipartito PNV-PSE, ha causado un fuerte malestar en el resto de formaciones, sindicatos y colectivos afectados.

"No podemos subir la RGI y desincentivar el acceso al mercado laboral" de las personas perceptoras, que en Euskadi afecta a 64.000 unidades convivenciales, ha explicado Artolazabal en su primera aparición pública tras tomar posesión del cargo. Ha añadido que con la subida mínima del 1,5%, las personas que reciben esta prestación social "no van a perder poder adquisitivo" y supone un aumento "suficiente".

Artolazabal ha querido remarcar que Euskadi es la única comunidad autónoma en España que vincula la subida de la RGI a la del SMI, después de que Navarra desligara ambas prestaciones en 2015 "con el apoyo de Podemos, Bildu y otros grupos", según la consejera.

Ha recordado que la norma que regula la RGI se aprobó en 2008 y que entonces se estimó conveniente esa vinculación, pero ha afirmado que ahora se está "en otro momento" y que es posible hacer una "revisión profunda" de la misma. Por ello, el Ejecutivo presentará en el Parlamento antes de cinco meses una propuesta integral relativa a la RGI, en la que se propondrá eliminar la actual vinculación entre RGI y SMI.

Artolazabal también se ha mostrado sorprendida por el hecho de que desde algunas formaciones políticas y sindicatos se ponga ahora en cuestión la cuantía de la RGI. "Si en diciembre de 2016 era suficiente, en enero de 2017 sigue siendo suficiente esa cuantía", ha recalcado la consejera, que ha pedido evitar "oportunismos".

Más información