Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La renta de los catalanes se redujo 500 euros en tres años de crisis

La comarca con más renta per cápita es el Barcelonès, con 18.100 euros el año, según el IDESCAT

Una mujer compra pescado en el mercado de Sants.
Una mujer compra pescado en el mercado de Sants.

En solo tres años de crisis, cada catalán perdió, de media, 500 euros de su poder adquisitivo. Entre 2011 y 2013, los últimos datos publicados por el Institut Català d'Estadística (IDESCAT), la renta disponible anual por habitante en Cataluña pasó de los 16.700 euros brutos a 16.200. La comarca donde la renta per cápita es más alta es el Barcelonès, con 18.100 euros al año por habitante, un 11,8% más que la media catalana. Después del Barcelonès, las comarcas del Baix Llobregat y del Vallès Occidental completan el podio con 17.000 y 16.600 euros por habitante. Las comarcas donde los habitantes tienen menos poder adquisitivo son la del Montsià, con 11.200 euros, y la del Baix Ebre, con 12.100 euros por habitante y año.

El análisis de los municipios de más de 20.000 habitantes muestra que la población con una renta per cápita más elevada es Sant Cugat del Vallès, con 20.500 euros al año por habitante, seguida de Barcelona y Sant Joan Despí, con 19.000 y 18.800 euros respectivamente. En el otro extremo, un 30% por debajo de la media catalana, está Lloret de Mar, con 10.100 euros por habitante y año, Amposta (11.500 euros) y Salt (12.000 euros).

En el mapa, en amarillo están representados los municipios con una renta per cápita más baja en los últimos datos disponibles, los de 2013. El color rojo representa las poblaciones donde los habitantes tienen más poder adquisitivo. Al pinchar en cada punto, el desplegable muestra las cifras correspondientes a los tres años analizados.

Gemma García, profesora del departamento de Economía Aplicada de la UB, recuerda que, al contrario que con los datos del PIB, los de la renta familiar disponible miden los ingresos de las familias residentes en un territorio. Por eso, aunque la actividad económica tenga una buena evolución en un municipio determinado (que se mide con los datos sobre el PIB), eso no se refleja necesariamente en la renta de los habitantes. "Es el caso claro de Lloret de Mar, que mientras en renta per cápita está por debajo de la media catalana, cuando se analiza el PIB, crece entre 2012 y 2013 un 7,1% respecto al -2,2% del conjunto de Cataluña", analiza la profesora.

Según el IDESCAT, el principal motivo del descenso de la renta familiar fue, en años de crisis, la reducción de los ingresos por salarios. García coincide con el diagnóstico: la caída de los salarios, en especial en el sector de servicios, donde peor evolución mostraron los sueldos en ese periodo, es uno de los factores de estas diferencias entre ciudades. Otra de las explicaciones es la mayor presencia, en las poblaciones con una renta per cápita más baja, de menores de 35 años: "Son los que más sufrieron la caída de la renta por el paro, la precariedad laboral...", explica García.

Las cuatro únicas poblaciones de más de 20.000 habitantes que mejoraron la renta per cápita entre 2011 y 2013 pertenecen a la comarca del Baix Llobregat. "La situación es opuesta, ya que son municipios que muestran una buena evolución en la renta per cápita, pero no en el PIB", detalla la profesora de Economía Aplicada, que destaca como principal explicación el mayor peso de afiliados al sector de la industria, "uno de los sectores que ha mostrado más aumentos salariales y menos contratos temporales". El Prat de Llobregat, con un incremento del 2%, es la población que mejor evolución muestra en poder adquisitivo. Le siguen l'Hospitalet de Llobregat, Sant Andreu de la Barca y Cornellà de Llobregat con un 1%. Por otro lado, los municipios donde sus habitantes perdieron más poder adquisitivo fueron Palafrugell (un 11% menos), Amposta (10% menos) y Tortosa (8% menos).