Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convergència es el partido con más ataques contra sus sedes

CDC ha sido objetivo de 64 acciones incívicas entre 2012 y 2016. El PP contabiliza 54 y el PSC, 47

Ciudadanos (C’s) es el partido que denuncia con más vehemencia los ataques vandálicos que sufren sus sedes, pero las viejas fuerzas políticas reciben mucho más. CDC ha sido objetivo de 64 acciones incívicas entre 2012 y 2016, según el recuento hecho por su partido heredero, el PDECAT. El PP contabiliza 54 agresiones en el mismo periodo y el PSC, 47. C’s ha sufrido 20, 7 de ellas en 2016 en la misma sede, la de L’Hospitalet. La última se produjo el 20 de diciembre con un lanzamiento de excrementos contra la fachada de su delegación.

La sede de CDC de Sabadell pintada.
La sede de CDC de Sabadell pintada.

El PDECAT especifica que los años que CDC sufrió más agresiones en sus sedes fueron 2014 (25 incidentes) y 2012 (23). En 2015 y 2016, sus sedes solo han sido objeto de tres hechos incívicos anuales, según datos del PDECAT. Con excepción de C’s —que incluso ha denunciado tres ataques contra concejales—, todos los partidos consultados coinciden que 2016 ha sido el ejercicio de los últimos cuatro años con menos acciones violentas.

El PSC es quien ha aportado a EL PAÍS más detalle de las protestas registradas contra sus sedes. Sus delegaciones en las comarcas del Vallès han sido objetivo de más de la mitad de los ataques. En muchos casos, las agresiones están vinculadas a críticas a la política municipal. Manel Fran, jefe de prensa del PSC, valora que el partido no quiere dramatizar los hechos: “Nunca he visto un cargo del partido convirtiendo las gamberradas contra las sedes en ataques a la libertad. No lo queremos instrumentalizar, como pueden hacer otros partidos”. El PP apunta que las sedes que han sufrido más vandalismo son las de Les Corts y Gràcia, en Barcelona, y la de Viladecans. Cuantas más sedes tiene una fuerza política, más expuesto está a actuaciones incívicas. En el caso del PP, en Cataluña tiene 48 sedes y en el caso de C’s, cinco sedes y dos oficinas de grupos municipales: Si la ratio de agresiones por sede del PP desde 2012 es de 1,08, la de C’s es de 2,8.

Las agresiones acostumbran a ser pintadas, pero también hay casos de cristales rotos, carteles enganchados en la fachada, escraches, bloqueo del cerrojo de la puerta o destrozos en el mobiliario exterior. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) es citada por el PSC y C’s como responsable de diversas acciones, aunque son los colectivos cercanos a la CUP los citados en más ocasiones por parte del resto de partidos, en especial por el PDECAT.

Tanto ERC como Iniciativa per Catalunya (ICV) o CUP aseguran que no tienen estadísticas en este ámbito. Una búsqueda en los servicios de hemeroteca de medios de comunicación locales y en las redes sociales indican que la CUP habría sufrido un mínimo de siete acciones con pintadas contra sus sedes desde 2012, casi todas por parte de grupos radicales españolistas. Una portavoz de prensa de la CUP asegura que son mucha más las agresiones, la mayoría por parte de la extrema derecha aunque a raíz de la renuncia de Artur Mas a la presidencia de la Generalitat sufrieron por parte de “ultracatalanistas”.

Desde ERC informan de que no “contabilizan los ataques”. “La sociedad catalana es esencialmente pacífica y tolerante, y no le damos más importancia”. Una búsqueda en los medios de comunicación apunta que los republicanos han recibido un mínimo de 20 ataques en los últimos cinco años, seis de las cuales en su delegación de El Vendrell. Igual que con la CUP, la mayoría de actos incívicos contra ERC son pintadas fascistas y españolistas. ICV es la fuerza política que aparece menos afectada por este tipo de hechos en la prensa local y en las redes sociales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >