Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Constitucional avisa a Puigdemont y a sus consejeros sobre el referéndum

El Tribunal Superior notifica al Gobierno catalán durante la sesión parlamentaria que pueden incurrir en un delito si toman iniciativas sobre la consulta

Junqueras y Puigdemont en el pleno del Parlament.
Junqueras y Puigdemont en el pleno del Parlament. EL PAÍS

El presidente catalán, Carles Puigdemont, y los consejeros del Gobierno catalán ya han recibido el apercibimiento del Tribunal Constitucional, que les avisa "del deber de impedir" cualquier iniciativa relacionada con resoluciones ya suspendidas del proceso soberanista y les advierte de posibles consecuencias "penales". La notificación es la misma que recibieron este martes los siete miembros de la Mesa del Parlament. Dos secretarios del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña han entregado a los consejeros el documento de cuatro en cuatro, en un despacho que la Cámara ha dispuesto para el trámite. El presidente catalán y Oriol Junqueras han firmado, ante la presencia de las cámaras, sendos documentos.

Los miembros del Ejecutivo han recibido varias veces notificaciones de estas características pero normalmente la entrega se suele efectuar en el Palau de la Generalitat. Sin embargo, en este caso se ha optado por hacerlo en el Parlament porque este martes se celebró en el Palau un acto sobre el día de la justicia al que asistió la cúpula de la judicatura, incluido el presidente del Tribunal Superior de Justicia. Varios consejeros han posado un momento ante las cámaras exhibiendo los documentos, calificando el momento de “lamentable” y apuntando que en algunos casos es la tercera o cuarta vez , que reciben un aviso de estas características. A diferencia de los miembros de la Mesa, los consejeros no tendrán un plazo de 20 días para presentar alegaciones.

El caso es parecido pero no exacto por el que está siendo investigada Forcadell: entonces, el Constitucional apercibió de forma previa a la presidenta de que no podía autorizar el debate sobre las conclusiones del proceso constituyente porque pendían directamente de la resolución del inicio del proceso de independencia, que fue anulado por el Alto Tribunal. El debate se hizo pero fue a petición de dos grupos. En el caso actual, los diputados soberanistas de la Mesa sí que votaron a favor de incluir en el orden del día las resoluciones sobre el referéndum. No había en esta ocasión un apercibimiento previo. Se da la circunstancia de que el diputado Joan Josep Nuet, de Catalunya Sí que es Pot, votó a favor de la inclusión pero después en contra del texto.

Durante la sesión de control de esta mañana, Puigdemont ha relatado el impacto internacional que ha tenido la declaración del pasado viernes de Carme Forcadell ante el juez y las muestras de solidaridad que ha recibido de diversos países europeos como Suiza, Irlanda, Dinamarca o Inglaterra. El presidente del Parlamento Flandes ha enviado un escrito al Gobierno central lamentando la citación. Puigdemont ha recalcado que el Times ha incluido el referéndum de Cataluña como uno de los hechos relevantes que sucederán este año.

"La mayoría de la sociedad catalana quiere un referéndum. Las encuestas dicen que lo quieren un 84% de los ciudadanos. Eso es lo que les une (a los catalanes)", ha dicho el presidente en respuesta a una pregunta del popular Xavier García Albiol, quien ha pedido al ejecutivo catalán que deje ser "prisionero" de la CUP  y que escuche a la mayoría de catalanes que son sensatas, equilibradas y "normales". Puigdemont, que ha eludido hacer cualquier comentario sobre si ha mantenido una conversación con Mariano Rajoy, ha señalado que quien realmente está arrinconado es el Gobierno del PP "Mire a sus propias filas", le ha espetado porque impuso una reforma del Tribunal Constitucional que ahora podría revertirse.  La sociedad española les está aislando a ustedes de forma sistemática y este festival no se ha acabado".

C's critica la recreación de batallas en las escuelas de Cataluña

Andrea López Tomás

El sistema educativo de Cataluña ha sido puesto en duda durante la sesión de control del Gobierno de este miércoles en el Parlamento cuando el diputado de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, ha mostrado un vídeo de unos niños que protagonizaban una obra teatral en Cambrils en la que representaba que los mataban las fuerzas españolas. “¿Cuál es el propósito de hacer jugar a la guerra, a la muerte y al odio?”, le ha reprochado a la consejera de Enseñanza, Meritxell Ruiz.

“La recreación de batallas es común en Europa, sin que esto represente una incitación al odio”, ha contestado la diputada de Junts Pel Sí. “La historia es la que es y se tiene que poder recrear de forma lúdica y lectiva con el objetivo de no volver a caer en la masacre, la guerra y la violencia”. Ruiz ha calificado de “falta de respeto” el hecho de que Carrizosa acusara a todos los docentes catalanes de “adoctrinar a los niños catalanes”.

El líder del grupo parlamentario popular, Xavier García Albiol, también ha mostrado su preocupación en el debate. “Son muchos los catalanes preocupados por la deriva radical de su gobierno, y las imágenes que acabamos de presenciar la aumentan”, ha constatado. “Los españoles nunca han matado a los catalanes, tal y como se les está enseñando a estos niños”, ha concluido.

Más información