El trabajo autónomo ya representa el 17,2% del total de la ocupación

El CTESC, que asesora al Govern en políticas de trabajo, alerta de que el aumento de los autónomos es síntoma de precariedad

La consejera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, en una imagen de archivo.
La consejera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, en una imagen de archivo.Albert Garcia

El trabajo autónomo crece en Cataluña y ya representa el 17,2% del total de la ocupación. Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), 530.547 trabajadores son autónomos, lo que supone un incremento del 2,25% respecto al año anterior. Estas cifras son la base del estudio sobre la situación de los autónomos que ha realizado el Consell de Treball Econòmic i Social de Catalunya (CTESC), un organismo que asesora al Ejecutivo catalán, entre otras cosas, sobre las políticas de trabajo.

Más información
Una década esperando las vacaciones
Montoro dice que no subirá impuestos a los autónomos ni a las pymes

En el informe, el Consell alerta de que el incremento del peso del trabajo autónomo es un indicador de la huella que ha dejado la crisis en forma de precariedad laboral. “Hasta el año 2011 Cataluña estaba en la media europea de trabajo autónomo”, explicó ayer José Martín, ponente del estudio, “pero ahora estamos 1,5% por encima”. Por delante de Cataluña solo están Grecia, Italia, Polonia y Portugal, mientras que “los países a los que nos queremos parecer, como Dinamarca, tienen menos autónomos”.

La consellera de Trabajo, Dolors Bassa, expresó su intención de apoyar el trabajo autónomo con la mejora de las prestaciones y con incentivos, pero recordó que la consejería, con inspecciones de trabajo, está inmersa en una lucha contra los falsos autónomos. Como ejemplo puso la multa de 5,7 millones de euros con que se sancionó a Telefónica por externalizar los costes con la contratación de autónomos que deberían figurar como asalariados.

El perfil del autónomo en Cataluña es el de un hombre (un 68,5%) de entre 35 y 54 años y con nacionalidad española. La mayor parte (41,2%) de los trabajadores por cuenta propia cuentan con estudios superiores, y los sectores más señalados son los de servicios y la construcción.

La primera de las demandas que el CTESC hizo al Ejecutivo catalán fue que se solucione la falta de información estadística para conocer mejor el colectivo de los autónomos, y que se creen “de una vez para siempre”, el Consejo Catalán del Trabajo Autónomo, así como el español, ambas instituciones encalladas por conflictos internos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Otra de las recomendaciones del CTESC es seguir con la simplificación de los trámites e incentivar la creación de autónomos mediante el documento electrónico. Asimismo, el organismo considera que deben facilitarse más subsidios por cese de la actividad, y ve insuficientes tanto los incentivos fiscales como la financiación tanto privada como pública: “Es necesario que el trabajo autónomo se perciba no como un factor de riesgo sino como una oportunidad”, reza el informe.

La institución también reclamó reducir la presión fiscal a los autónomos que tienen asalariados a cargo (un 69,6%) y, en referencia otra vez al fraude laboral, Martín dedicó especial atención a los 1.914 TRADE que hay en Cataluña, los autónomos que facturan un 75% con un mismo cliente. El CTESC pide preservarlos como profesionales independientes y evitar que se conviertan en falsos autónomos.

Sobre la firma

Josep Catà

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS