Podemos se parte en dos en Álava

Cuatro de los ocho junteros desobedecen a la dirección del partido en la votación de los presupuestos provinciales

Lander Martínez, secretario de Organización de Podemos Euskadi, junto a Pilar Zabala.
Lander Martínez, secretario de Organización de Podemos Euskadi, junto a Pilar Zabala.L. RICO
Más información
Podemos defiende el derecho a decidir desde la bilateralidad y la legalidad
Podemos dejará a Pilar Zabala en un segundo plano en el Parlamento
Podemos irá a la oposición pero buscará acuerdos sobre autogobierno con el PNV

La división interna de Podemos en Álava se ha manifestado este jueves en las Juntas Generales de la provincia en el pleno que ha votado los presupuestos forales. Cuatro de los ocho representantes han desobedecido al partido al apoyar una enmienda de totalidad a las cuentas, mientras que otros tres afines a la dirección se han abstenido. Una juntera no ha participado en la votación al encontrarse de baja.

El partido se encuentra dividido en dos en Álava. La dirección ya ha acordado abrir un expediente sancionador a los cuatro miembros de la corriente crítica por incumplir la directriz oficial y no descarta incluso expulsarlos del partido. "Es una falta muy grave", advirtió el secretario de Organización y portavoz en el Parlamento vasco, Lander Martínez.

El detonante de la crisis interna ha sido el debate de los presupuestos del Gobierno foral del PNV y el PSE-EE, que podrían quedar aprobados el próximo 23 de diciembre con el apoyo de estos partidos y de EH Bildu. La portavoz del grupo juntero, Arantza Abecia, y otros dos miembros del grupo mantienen, al igual que la dirección del partido en Euskadi, la decisión de abstenerse en la votación de las Cuentas forales, tras haber aceptado el Ejecutivo alavés algunas de sus enmiendas.

Daniel Trujillano, uno de los representantes del sector que no acata la decisión de la dirección de Podemos de abstenerse ante el proyecto de presupuestos, ha explicado al término de la votación que ellos han votado "en coherencia" con lo que la mayoría del grupo decidió en la reunión celebrada ayer y ha acusado a los tres integrantes del sector oficial de "haber roto" por tanto la disciplina de voto.

La desobediencia de los cuatro representantes críticos ha llevado a la dirección, encabezada por su secretaria general, Nagua Alba, a convocar una reunión el próximo lunes para intentar reconducir la situación. De no llegarse a un acuerdo, la cúpula de Podemos Euskadi podría decidir la expulsión de los cuatro díscolos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los críticos se aferran a la decisión mayoritaria del grupo de Podemos en la Cámara provincial y exigen que la Comisión de Garantías del partido decida "quién se ha saltado la disciplina de voto". Han destacado que no temen las "consecuencias" que pueda acarrearles su postura, además de criticar la "verticalidad" con la que están actuando los dirigentes de la formación en Euskadi.

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS