Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Catalunya Sí que es Pot cree que el referéndum es “prematuro”

Rabell considera que para “calendarizar” esa cita hay que construir una “amplia mayoría”, de partidos, sindicatos, movimientos vecinales y otras entidades

Lluís Rabell, en una imagen de archivo.
Lluís Rabell, en una imagen de archivo.

La convocatoria en septiembre próximo de un referéndum de independencia en Cataluña es una fecha demasiado “prematura” y “comprometida”, en opinión de Catalunya Sí que es Pot. Así lo señaló ayer el presidente de ese grupo parlamentario, Lluís Rabell, quien en una entrevista concedida a Efe hizo una llamada a la “responsabilidad” a los dos principales dirigentes del Gobierno catalán: el presidente Carles Puigdemont y su vicepresidente Oriol Junqueras.

Según el punto de vista del líder de la confluencia de izquierdas catalana, antes debería asegurarse una mayoría social y política. Según el último barómetro de la Generalitat, el independentismo está empatado con el bloque que prefiere la situación actual, mientras que en las últimas elecciones el bloque secesionista no alcanzó el 50% de los votos.

Catalunya Sí que Es Pot es partidario del derecho a decidir e incluso en el pasado debate de Política General celebrado en el Parlamento catalán aprobó junto a Junts pel Sí una resolución que instaba a convocar una consulta secesionista. Pero Rabell considera que para “calendarizar” esa cita es necesario construir una “amplia mayoría”, en la que además de formaciones políticas haya sindicatos, movimientos vecinales y otras entidades sin ánimo de lucro. Rabell apuesta también porque la consulta sea pactada con el Gobierno.

“Sin garantías de ganar”

Rabell advierte que la convocatoria del referéndum supone “bloquear” la posibilidad de construir esa “amplia mayoría” necesaria. “La unilateralidad del referéndum o su calendarización es entrar en la lógica de la confrontación, sin garantías de ganarla”, alerta el dirigente político, quien cree que “no se puede mantener en tensión permanente” y en estado de “agitación” a parte de la sociedad catalana con la “cuenta atrás” del referéndum secesionista.

En su opinión, el Partit Demòcrata Europeu Català es el que ha liderado el proceso independentista, pero también se ha visto “devorado” por éste, una situación que a su juicio ha aprovechado ERC, que “está ocupando el terreno” de la antigua Convergència para intentar convertirse en la “fuerza central” del espacio independentista. En ese escenario es en el que sitúa la posición de ERC en los Presupuestos catalanes, en el que los republicanos han “modulado su discurso” para aproximarse al espacio de los exconvergentes.